La hija de Whitney Houston, “muerte cerebral irreversible”

Kristine Brown, la única hija de la fallecida Whitney Houston, se encuentra en muerte cerebral. La familia, que se dirige al hospital para despedirse de ella, podría autorizar que se le desconecte de los sistemas de ventilación mecánica que todavía la mantienen con vida, aunque su padre Bobby Brown se resiste a tomar esta decisión.

Los médicos que la atienden han perdido toda esperanza de que se recupere. Aseguran que ha entrado en un estado de “muerte cerebral, irreversible”. La joven de 21 años fué sometida a un coma inducido en el hospital de Atlanta donde la tratan.

Kristine Brown, fue hallada inconsciente en el cuarto de baño de su casa en Roswell (Georgia) el pasado fin de semana,por su novio y hermanastro quien la encontró sumergida boca abajo en la bañera .

La policía abre una investigación después de que se hallasen drogas en el domicilio de Kristine Brown

Mientras tanto, la policía ha abierto una investigación después de que se hallasen drogas en la vivienda de la chica. Según  han comentado fuentes próximas a Kristine Brown, en los últimos tiempos Bobbi Kristina, como la llaman coloquialmente, se mostraba sumamente obsesionada con la muerte de su madre.

“A pesar de que todo parece estar en contra de ella, de que los doctores no ven ninguna esperanza de cambio, de que queramos jugar al detective y descubrir cómo llegó a esta situación, a pesar de que parezca imposible que se levante de nuevo, aún oramos por Bobbi Kristina”, compartió en su cuenta de Facebook su primo Jerod Brown.

La tragedia marca los acontecimientos de la familia Houston y las circunstancias en que ha sido encontrada Kristine Brown recuerdan el final de su madre. Whitney Houston, fue hallada muerta en la bañera en 2012, después de haber pasado años luchando contra la adicción a las drogas.