Jordania estalla contra el Estado Islámico

 

La presencia de una mujer, posiblemente Hayatt Boumeddiene, en uno de los últimos vídeos propagandísticos de Estado Islámico, la presión del pueblo jordano, que por primera vez en su reinado se ha manifestado a las puertas de palacio, exigiendo venganza tras el asesinato del piloto jordano por los yihadistas y el malestar en el ejército que reclama acciones contundentes, ha provocado el estallido de ira del rey Abdalá.

Los Servicios de Inteligencia franceses consideran que la identidad de una mujer que aparece en el vídeo difundido por EI llamado ‘Blow Up France 2’, corresponde a Hayat Boumeddiene, la pareja de Amedy Coulibaly, el autor de la masacre contra el supermercado kosher en París. En el vídeo, distribuido el martes 3 de febrero, los terroristas animan a los musulmanes a proseguir con sus acciones terroristas.

Precisamente, un comentario sobre Hayatt Boumedienne fue la responsable del ataque de cólera del rey jordano, quien afirmó, parafraseando una frase de la película Sin perdón: “Voy a matar a su esposa y a todos sus amigos y a quemar su maldita casa en su entrevista con congresistas norteamericanos.

Hayat BumeddieneAunque Boumeddiene sea la chispa que encendió la mecha, Abadlá II se enfrenta en una situación insólita en su reinado provocada tras el asesinato del piloto jordano Maaz al Kasasbeh. Por primera vez, los manifestantes han llegado a las puertas del palacio. Jaleados por las declaraciones del padre y del hermano del militar asesinado, los manifestantes exigían de su Gobierno “buscar venganza” más allá de la ejecución de los dos terroristas ajusticiados. “Muerte, muerte a Daesh (Estado Islámico)”, jaleaban.

El padre del piloto, Safi al Kasaesbeh, ha pedido “paciencia” a la ciudadanía, pero incitaba a las autoridades. “Espero que el Gobierno busque venganza por la sangre de Muaz”, ha subrayado. “Pido que esto no termine con Sayida al Rishawi y Ziad Karboulia” -los yihadistas ejecutados-.

 

Boumeddiene, el apoyo de los clanes y el Ejército

 

La participación de Jordania en la coalición internacional que lucha contra Estado Islámico está provocando la división entre los líderes de las tribus que forman Jordania sobre la participación del país en las operaciones contra la organización terrorista.

“Antes de que se conociera su asesinato, los líderes de la tribu de los Bararsheh (una importante tribu del sur de Jordania) de donde procedía el piloto, protestaron en Amán contra el rey Abdallah y su decisión de participar en la campaña contra EI“, explica Robert M. Danin,  miembro del Council for Foreign Relations (Consejo de Relaciones Exteriores).

Potestas frente a palacio (Aman)

Potestas frente a palacio (Aman)

Ese tipo de protestas, particularmente entre los líderes tribales, son inusuales en Jordania. Pero con el barbárico asesinato de Kasasbeh, EI espera provocar incluso una división más grande entre los dirigentes hachemitas de Jordania y el no insignificante número de jordanos que simpatizan con EI o que se oponen a la lucha de su país contra EI”, agrega.

El germen de la división en Jordania la expresó el ex parlamentario Ali Dalai, quien apuntó directamente a Abdalá II. “Quien tiene la responsabilidad es el régimen jordano, el jefe del régimen, los Estados Unidos y la alianza militar”, declaró en la zona de Al Karak, lugar de  donde era originario Muaz Kasasbeh.

De momento, Abdalá II de Jordania esta consiguiendo que la ola de fervor nacionalista desatada vaya a su favor. Sus gestos son medidos. Junto a su esposa Rania, recibió en palacio a la viuda y a los padres del militar, pero no han querido dejarse ver en público por las calles de Al karak, en un gesto que la prensa local ha interpretado como voluntad no “incitar a la cólera” a las tribus locales. El Ejército fue quien comunicó oficialmente la noticia de la muerte del piloto.

De momento, Abdalá II mantiene la unidad militar implicando al Ejército en los bombardeos de posiciones del Estado Islámico lanzando un mensaje de firmeza y “venganza” por el asesinato de su militar de las fuerzas aéreas.

Por su parte, los militares no ofrecen fisuras y las Fuerzas Armadas de Jordania -conmocionadas por el asesinato amenazan a Estado Islámico asegurando que acabarán “con esa organización terrorista, que pagará por lo que ha hecho“. 

 

Las consecuencias del asesinato del piloto de Jordania en el Estado Islámico

 

El asesinato pasa factura, también, a Estado Islámico. El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos ha informado el viernes 6 de febrero de la destitución de su cargo de un clérigo del Estado Islámico que se opuso a la decisión del grupo yihadista de quemar vivo al piloto jordano. De hecho, el religioso de hecho, será sometido a juicio.

El clérigo, de nacionalidad saudí, expresó sus objeciones durante una reunión de un órgano administrativo del Estado Islámico celebrada en la ciudad de Al Bab, en la provincia de Alepo, según ha explicado el director del Observatorio, Rami Abdulramán.

El clérigo pidió a los yihadistas que sometieran a juicio a los responsables de la ejecución pero, según el Observatorio, paradójicamente será él quien se enfrente a un tribunal y a una posible sentencia a muerte.