Castro da el ‘OK’ a la venta de Pedralbes

Los Duques de Palma podrán vender su polémico palacete del barcelonés barrio de Pedralbes. Así lo ha determinado el juez Castro en un auto este mismo jueves en el que autoriza la venta del inmueble, sujeta a varias condiciones tanto Iñaki Urdangarín como su esposa Cristina de Borbón deben asumir con caracter previo a la venta.

Los Duques se han de comprometer a depositar en la cuenta del juzgado de instrucción número 3 de Palma de Mallorca un total de 2,3 millones de euros para poder cancelar el embargo que pesa sobre la mitad del palacete, la mitad que corresponde al cuñado del Rey, Iñaki Urdangarín. Así el juez ha aceptado las condiciones que el matrimonio requería pero ha impuesto las suyas propias, esperando, imaginamos, que esta vez los abogados de Doña Cristina no se equivoquen de número de cuenta a la hora de efectuar el ingreso.

De la venta del palacete, Urdangarín y Borbón piensan sacar el dinero para hacer frente a parte de las fianzas de responsabilidad civil que se les habían impuesto. En el caso del Duque la cifra asciende a 13,6 millones de euros y en el de la Infanta Cristina a 2,7.

El precio que los duques de Palma han puesto al famoso palacete es de 9,8 millones de euros.