Menos kilos, mejor sexo

Estar en el peso idóneo en función de la constitución de cada uno es saludable en cualquier ámbito de la vida y en el sexo esta premisa no es una excepción. Estar pasado de kilos influye negativamente en el desarrollo pleno y feliz de nuestra vida sexual.

No se trata de estar en el infrapeso, hacemos mucho hincapié en que se trata de estar en el punto justo y sano para nuestro organismo, ni más ni menos. Según un estudio de la Universidad de Pensilvania, la vida sexual de varias mujeres que pasaron por una cirugía bariátrica para reducir el sobrepeso mejoró notablemente.

No sólo por la cuestión de la autoestima, un elemento innegablemente importante a la hora de afrontar una relación sexual, también porque sus niveles de excitación, lubricación, deseo y satisfacción sexual aumentaron.

Este estudio de la Universidad de Pensilvania también confirmó un dato que ya se conocía, al perder peso, la fertilidad de las mujeres aumenta.

Por eso es importante controlar que los kilos no se nos vayan de las manos cuando intentamos concebir, y también porque es vital de cara a mantener nuestros niveles corporales de colesterol y otras sustancias a raya. Estar en el peso adecuado es salud, no solo sexual. El sobrepeso causa problemas de índole diversa, desde afecciones respiratorias hasta infartos cardíacos, pero por si aun nos cuesta encontrar la fuerza de voluntad suficiente para llevar una vida sana, una alimentación equilibrada y huir del sedentarismo, saber que el sexo mejorará es un buen aliciente para entrar de lleno en la tarea de cuidarnos, ¿No?