El fiscal imputa a Rosell y al Barça tres delitos por el fichaje de Neymar

Tres delitos, dos fiscales y uno societario en el fichaje de Neymar. Son las conclusiones del fiscal del caso Neymar, quien ha pedido al juez Ruz que cierre la instrucción y acuse al Barça de la comisión de dos delitos fiscales y al ex presidente Sandro Rosell, además de un delito societario.

El escrito se base en un informe de la Agencia Tributaria y según el fiscal, el delito societario lo habría cometido el entonces presidente del Barça Sando Rosell “al anticipar el fichaje de Neymar a 2013, ofreciéndole una cantidad de dinero mayor” a la pactada inicialmente. Una decisión que adoptó “personalmente, sin la autorización de la Junta Directiva del club y sin dar cuenta posteriormente a la Asamblea de socios celebrada en octubre de 2013”.

El Barça intentó eludir el pago del IRPF en 2014, cuando Neymar estaba obligado a pagar el IRPF

Los delitos fiscales, extensibles tanto a Rosell como al Barça, según el informe de la Agencia Tributaria derivan de que el Barça no practicó la retención de IRPF y no pagó a Hacienda 2,6 millones de euros. La cuota correspondiente a los 5 millones que cobró en enero de 2014 y que derivan “del contrato de reconocimiento de incumplimiento del contrato del 2011 por el FCB, firmado en Barcelona el 3 de junio de 2013, por el que el club reconocía la obligación de pago a Neymar de 40 millones de euros.”

Además, el fiscal señala que el Barça tampoco tributó en el 2014 234.000 euros de los 900.000 por temporada derivados del contrato de imagen y otros 11.700 euros por los 22.500 que según el contrato de representación debía abonar el club al agente del fútbolista. abonar el club al agente de Neymar, en este caso el padre del jugador.

Asimismo, el fiscal ha pedido al juez Ruz que investigue en un procedimiento separado un posible fraude de  2,8 millones en el ejercicio del 2014, según alerta el informe de la Agencia Tributaria. De este delito ya no sería presuntamente responsable Rosell si no el actual presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu