¿Cómo cambiaría el mundo con vida extraterrestre?

¿Cómo cambiaría nuestra visión del mundo si se produce el esperado hallazgo de vida extraterreste? Esta es la inquietante pregunta que se hace astrobiólogo Steven Dick.  «Si encontramos, aunque sólo sea microbios, tendría un efecto sobre la Ciencia, especialmente la biología, por la universalización de la biología».

En opinión de Dick, «sólo tenemos una biología en la Tierra. Todo está relacionado. Todo está basada en el ADN. Si encontramos un ejemplo independiente en Marte o Europa, tendremos la oportunidad de formar una biología universal»

Antiguo historiador de la NASA y autor de varios libros sobre la vida extraterrestre, Dick acaba de culminar un período al frente de la cátedra de Astrobiología Baruch S. Blumberg de la NASA y la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos.

La historia muestra analogías de cómo podría ser el primer contacto con seres vivos extraterrestres

En su último año en la Biblioteca del Congreso, Dick pasó tiempo en busca de ejemplos históricos (así como analogías históricas) de cómo la humanidad podría tratar con el primer contacto con una civilización extraterrestre. La historia demuestra que el contacto con nuevas culturas puede ir en muy distintas direcciones.

El tratamiento de Hernán Cortés por los aztecas se cita a menudo como ejemplo de lo equivocado que puede ser el primer contacto. Pero ha habido otros esfuerzos que eran buscando el beneficio mutuo, aunque los resultados no fueran nunca perfecto.

Los comerciantes de pieles en Canadá en la década de 1800 trabajaron en estrecha colaboración con los nativos americanos, por ejemplo, y la flota del tesoro chino del siglo 15 trajo con éxito su cultura de origen mucho más allá de sus fronteras, tal vez incluso a África Oriental.

Aun cuando ambas partes estuvieran trabajando duro para comunicarse había barreras, señaló Dick. «Los jesuitas tenían contacto con los nativos estadounidenses», señaló. «Ciertos conceptos fueron difíciles, como cuando trataron de cruzar las ideas del alma y la inmortalidad», informa Astrobiologuy Magazine, una web científica divulgativa patrocinada por la NASA.