Españoles en guerra directa contra el Estado Islámico

Un grupo de españoles se ha enrolado en las milicias kurdas que combaten contra los radicales islámicos de EI en Siria. Procedentes de grupos de orientación marxista leninista, al menos dos de ellos han subido a las redes sociales un vídeo donde explican por qué han dado este paso.

Los dos españoles declaran que «no podían quedarse impasibles ante la solución y han querido mostrar su solidaridad con los camaradas kurdos que se han embarcado en esta gran revolución». Están en Royaba (denominación del territorio Kurdo en Siria) y aseguran apoyar la revolución para derrotar a la bestia fascista que es el Estado Islámico»,y hacen un llamamiento para que otros jóvenes se sumen «a la revolución».

 

En el vídeo además de los españoles, también hay otros milicianos europeos

Con la cara totalmente cubierta para no ser identificados, ataviados con uniformes de campaña y parece que armados con fusiles de asalto, en un paraje desértico tras el cual se ve una bandera republicana y otra del YPG, en el vídeo difundido aparecen jóvenes de ambos sexos que se identifican como naturales de otros países europeos, que lanzan mensajes similares en francés, inglés y alemán.

Las YPG son afines ideológicamente al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), la guerrilla que se fundó en 1978 en Turquía y que desde 1984 combate contra el Estado turco. En su orígenes la guerrilla tenía una ideología marxista, laica, feminista y apostaba por un Kurdistán libre e independiente. Ahora el líder del PKK, Abdullah Öcalan, ha reenfocado su discurso y apuesta por un proyecto de confederalismo democrático donde cada región kurda goce de gran autonomía dentro de cada Estado.

La alerta se ha encendido en los servicios de inteligencia españoles por las posibles consecuencias que pudiera tener a nivel diplomático su presencia en esta zona de conflicto.

 

Españoles en la defensa de la Ucrania pro soviética

No es la primera vez que militantes comunistas españoles se unen a ‘milicias revolucionarias’ marxistas. Este pasado verano, tres los españoles difundieron otro vídeo comunicando que se habían unido a las brigadas de autodefensa en Donestk -pro rusas- en Ucrania.  Uno de ellos, Rafa, asturiano, no dudaba en dejarse fotografiar con su arma de asalto y sus compañeros de milicia y lanzaba soflamas similares a las que se han conocido ahora de los brigadistas internacionales en el Kurdistán sirio.