Negativo el primer test de ébola a la médico cooperante ingresada en Sevilla

Primer análisis por ébola, negativo. Aunque la paciente todavía permanecerá en observación. Así lo ha comunicado el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, donde en una planta aislada está ingresada la médico cooperante que tras regresar de Liberia presentó un cuadro de fiebre y se activó el protocolo por ébola.

Se realizará una segunda muestra de sangre en las próximas horas para confirmar este diagnóstico negativo por ébola y que no existe muestras del virus en su sangre. La analítica se realizará, de nuevo, en el Centro Nacional de Microbiología del Instituto Carlos III de Madrid.

Poco antes de conocerse los resultados del análisis negativo, el centro hospitalario informó que la médico cooperante continuaba con fiebre, aunque ha pasado las primeras 24 horas de internamiento en un “estado estable y con buen ánimo”. El equipo médico que la atiende informó que la paciente “se ve que mejora subjetivamente en su estado de salud, ha dormido bien y ha comido con apetito”. También informó de que se le han realizado varias exploraciones físicas y la medición de las constantes vitales, “con buenos resultados”.

Polémica entre la Junta y el ayuntamiento de Mairena del Ajarafe

Y mientras la médico no presenta síntomas de contagio, el ayuntamiento de Mairena del Aljarafe, localidad donde vive la médico cooperante, se enzarza en una polémica con la Junta de Andalucía, a quien acusa de no haberle informado de la activación del protocolo.

El ayuntamiento, regido por el PP, asegura que ha intentado por todos los medios tener información de primera mano sobre este presunto caso de ébola y que no ha obtenido respuesta por parte de la Junta de Andalucía.

Un extremo que desmienten desde la Junta negaron estas acusaciones . Aseguran que que la consejera de Salud “habló personalmente con el alcalde mairenero en dos ocasiones, una a las 17:48 y otra a las 18:12”.  Asímismo, desde el gobierno regional le recomiendan al ayuntamiento de Mairena del Aljarafe que “no todo vale” y que en cuestiones de salud “hay que ser responsable”.