Cuidado con lo que digáis delante de los niños

¡Cuidado con los niños!, ya saben que son fieles repetidores a lo que decimos y no siempre se quedan con la mejor parte.