Podemos y Pablo Iglesias conquistan Valencia

 

Podemos se ha hecho fuerte en Valencia en el gran acto de esa Comunidad en vísperas de la marcha a Madrid del día 31. Siguiendo la dinámica propia de los grandes mítines de los partidos tradicionales, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, escoltado por Errejón y Monedero, se ha presentado en Valencia ante casi diez mil personas para reclamar el inicio de un tiempo nuevo. Lo ha hecho con la dialéctica propia de los actos en los que los seguidores, entregados, pueden corear las frases agudas del líder. Imparable, entregado a su público, ha desgranado en sencillas frases de gran efecto los componentes fundamentales del discurso de la nueva formación con el fin de calentar motores para la marcha ciudadana que han convocado en Madrid el próximo día 31 de enero.

Sin apenas infraestructura, sin liderazgos locales y sin medios materiales – autobuses, etc -como los que poseen los grandes partidos del llamado ‘bipartidismo‘, Podemos ha conseguido congregar a un número extraordinario de seguidores y abarrotar un pabellón entero. Iglesias y Errejón han certificado la naturaleza de Podemos con el uso calculado de conceptos políticos e históricos preexistentes pero que, combinados, generan un caudal de modernidad con el que empatizan sus simpatizantes. Se refiere Iglesias, en el acto, al patriotismo de la gente, la defensa de la patria frente al antisobreanismo de los capitales multinacionales, tal y como hacía Allende, de quién además toman el concepto transversal de ‘Unidad Popular‘ para soslayar así los límites que impone la dialéctica izquierda-derecha y las viejas palabras que se ordenan por ‘etiquetas‘.

Podemos pendiente de Grecia

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha hecho alusión, también, este domingo en Valencia a las elecciones en Grecia, asegurando que en el país heleno ya se escucha esta noche ‘tic, tac, tic, tac‘, por la posible victoria de Alexis Tsipras, líder de la izquierdista Syriza frente al conservador Andonis Samarás, y ha deseado que el reloj del cambio “se escuche muy pronto en España también“.

Iglesias ha usado el ‘tic, tac‘ para afirmar que ya ha empezado la “cuenta atrás” para el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy y, tras repasar la situación económica de Grecia, ha dicho que no quiere que conviertan España en el país heleno. Así lo ha asegurado durante un mitin en el pabellón de La Fonteta, donde Podemos ha agotado todas las localidades, las 8.000 entradas que había puesto a disposición de los interesados en la plataforma online y las 400 adicionales que sacó con posterioridad.

Junto al secretario general, recibido al grito de ‘presidente, presidente’, han intervenido también el responsable de la Secretaría Política de Podemos, Íñigo Errejón, la de la Secretaría de Coordinación, Àngela Ballester, y el secretario general de la ciudad de Valencia, Jaime Paulino, que ha presentado el acto, que arrancó con la canción ‘People have the power‘ antes de la entrada de Iglesias.

El mitin, el primero en Valencia como secretario general de Podemos, se incluye en la campaña ‘Su odio nuestra sonrisa’, que concluirá el 31 de enero con la Marcha del Cambio en Madrid. De hecho, ha asegurado querer lanzar un “mensaje” al presidente del Gobierno: “Tic, Tac, ti, tac, el 31 de enero empieza la cuenta atrás para Rajoy“, ha dicho ante el auditorio, en el que se ha podido ver una bandera griega en una de las gradas, y que ha coreado los ‘tic, tac, tic, tac” que lanzaba el líder de Podemos.

“Podemos, Venceremos”

Sus primeras palabras se han dirigido al pueblo griego, para quien ha dicho: “Syriza, comienza la esperanza, termina el miedo, podemos, venceremos“. El líder de Podemos ha hecho un repaso a la situación de Grecia –aunque ha avanzado que esta noche, con los resultados, “vamos a sonreír”–, donde desde que se inició la crisis, con las medidas de los socialistas y los ‘populares’ griegos, la deuda ha pasado del 115 del PIB al 175%; ha aumentado en un 1.500 por ciento las mujeres que se han sido obligadas a prostituirse; tres millones de griegos no tienen asistencia sanitaria o el 25 por ciento de los trabajadores son pobres aunque tienen contrato.

Yo no quiero que conviertan a mi país en Grecia y por eso les tenemos que ganar“, ha apelado, para subrayar que el 70 por ciento de los fondos que ha recibido Grecia ha ido a pagar intereses de deuda privada. En esta línea, ha apuntado que España, pese a que el Gobierno diga que se está saliendo de la crisis, según datos de instituciones oficiales, en 2015 el presupuesto para el pago de intereses de deuda es de 35.000 millones el mismo que Empleo, Defensa e Interior juntos; hay 217.000 empresas menos que en 2007; el 93% de los contratos firmados en 2014 son temporales y el 46,6 por ciento asalariados ganan por debajo de los 1.000 euros.

En su intervención, ha recalcado que Podemos “no nació para protestar o para discutir en las tertulias ni ser una fuerza testimonial”, sino que surgió “para ganar y le vamos a ganar las elecciones al PP“.

Así, ha justificado el acto del 31 de enero porque en esa fecha “anunciamos algo nuevo en este país“, ya que en la marcha no pedirán nada al Gobierno sino que le transmitirán que España “quiere cambios, que sóis unos golfos, unos inútiles” y “les vamos a ganar las elecciones“. “No tenemos dinero de los bancos, no tenemos mafiosos que nos proteja pero os tenemos a vosotros y queremos que el 31 les demostremos que somos muchos más y que a veces David puede ganar a Goliath y en 2015 les vamos a ganar”, ha pedido.

Al respecto, ha afirmado que “tienden la mano” a quienes quieran ir a la marcha ya que les han escrito militantes socialistas o de IU preguntando. “Por supuesto, al cambio puede ir todo el mundo”, ha resumido.

El líder de Podemos ha criticado a los “patriotas de pulserita“, a quienes califica de “traidores a la patria” y quienes les atribuyen querer “romper” el país, cuando, según ha apuntado, romper España es “vender la soberanía a la troika, privatizar la sanidad y la educación, que niños tengan que estudiar en barracones como aquí o como entregar la Comunitat Valenciana a constructores y a corruptos y mafiosos“. “Esos son los que están rompiendo nuestro país“, ha sentenciado.

Sobre corrupción, ha considerado que el problema no es “si Bárcenas sale de la cárcel”, ya que el extesorero del PP “no es más que una foto de cómo funciona el Gobierno en este país, un aparato de financiación ilegal que sirve para que manden quienes no se presentan a las elecciones“. “¿Quién ponía los billetes de 500 euros en la sede del PP?. Los que compran la soberanía popular: constructores mafiosos, que compran al partido del Gobierno para que legisle a su favor”, ha dicho, para añadir: “A la corrupción le decimos tic, tac“.

Asimismo, ha considerado que corrupción es “votar a favor de la Comisión Europea de Junker“. “¿Qué vergüenza verdad, Sánchez?, ha preguntado, para criticar el voto de una Comisión Europea del PSOE con el PP “que ha permitido que el padre de los paraísos fiscales sea el padre de la CE. Eso es corrupción estructural y no solamente Bárcenas”.

Iglesias ha advertido de que hasta las elecciones “nos van a atacar mucho” porque “tenemos a la mafia enfrente“. “¿Pensáis que se van a dejar ganar así porque sí?” y ha defendido que “es muy difícil dejar de ser lo que tú eres“. Sin embargo, ha hecho referencia a su padre, quien le ha pedido que no deje de ser como es ni de indignarse. “Cuando insulten a tus compañeros, a tu compañera, no te conviertas en uno de ellos, indígnate“, asegura que le ha trasladado.

“Yo sé que a muchos de vosotros os comen los demonios cuando veis la televisión y ese sentimiento de me están mintiendo, están insultando a los chavales también lo tenemos nosotros, porque cuando tocan a Errejón, a Monedero o Tania me están tocando a mi y no me voy a dejar de indignar”, ha advertido, ante las últimas polémicas suscitadas entorno a sus colaboradores y su pareja.

El líder de Podemos ha leído una carta de una niña

Para concluir, Pablo Iglesias ha leído una carta que le han hecho llegar a su entrada al recinto, de una niña de 9 años de la localidad valenciana de Riba-roja, Nerea, que precisamente este domingo celebra su cumpleaños. “Me caes muy bien y me ayudas a la gente y a mi para tener un buen futuro. Gracias por ayudar a mis padres“, dice la carta.

Gracias a ti“, ha subrayado el líder de Podemos para asegurar: “no me tienen miedo a mí, te tienen miedo a ti, a todas esas familias que van a decir que ya basta y la ilusión ha cambiado de bando“, para dar por terminado un acto que ha finalizado con el canto de ‘Al Vent‘.