¿Han aprobado la cadena perpetua en España?

¿La Reforma del Código Penal aprobada en el Congreso con los votos del PP introduce de rondón la ‘cadena perpetua’ en el catálogo de penas a aplicar a los condenados? El texto aprobado introduce la figura de la prisión permanente revisable a los asesinatos graves, homicidios del Rey o del príncipe heredero y de jefes de Estado extranjeros, así como a los casos de genocidio o crímenes de lesa humanidad con homicidio o con agresión sexual.

Según Manuel Pacheco Gallardo, abogado del ICASV, la pena de prisión permanente revisable «conlleva el cumplimiento íntegro de la pena de privación de libertad durante un periodo de tiempo que oscila entre los veinticinco y los treinta y cinco años, dependiendo de que la condena sea por uno o varios delitos».

Según la Exposición de Motivos, “para la revisión de la prisión se establece un doble régimen. Cumplida una parte de la condena que oscila entre 25 y 35 años de condena, el Tribunal deberá revisar de oficio si la prisión debe ser mantenida cada dos años».

¿Una cadena perpetua camuflada?

La prisión permanente revisable es una controvertida figura que es considerada inconstitucional por el Consejo de la Abogacía Española. «La Constitución vincula absolutamente al legislador vetándole el establecimiento de penas radicalmente contrarias a la reinserción social, como lo es la prisión permanente revisable. Difícilmente puede mantenerse que la pena de cárcel se orientará, en su ejecución, a la reinserción social si se ha impuesto una pena de prisión permanente que, pudiendo evitarse, se considera desocializadora», afirma Pacheco.

Un argumento que ha sido esgrimido por varios portavoces de la oposición parlamentaria -que no han dudado de tildarla como cadena perpetua- para justificar su voto negativo a la Reforma del Código Penal, que ha salido adelante con los 186 votos del PP, la abstención de Foro Asturias y el rechazo de los demás grupos parlamentarios.

Otras medidas aprobadas en la reforma del Código Penal

Además de la incorporación de la prisión permanente revisable, el texto de reforma del Código Penal, que ahora deberá de pasar por el Senado, eleva la edad de consentimiento sexual a los 16 años   así como un ‘paquete de medidas anticorrupción’ que contempla medidas como denegar la libertad condicional a los condenados por corrupción que no devuelvan el dinero o castigar con multa las donaciones ilegales a los partidos hasta los 500.000 euros, y con pena de cárcel las superiores.

También son novedades “la explotación sexual” contra los animales(zoofilia) o la obligación del Gobierno a informar cada seis meses al Congreso de los indultos concedidos y denegados. En cambio se mantiene la figura del delito de coacción a la huelga.