La policía carga contra los trabajadores de Coca Cola

La policía carga contra trabajadores de Coca Cola en Fuenlabrada, Madrid. Los empleados de la planta embotelladora intentaban impedir su desmantelamiento. Una persona, al menos, ha sido detenida en los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad que han tenido lugar en los accesos a la factoría y hay cuatro heridos de carácter leve.

detenido protestas Coca Cola

Los heridos en los enfrentamientos presentaban contusiones y erosiones, y han sido atendidos por ambulancias del SAMUR, pero no ha sido necesario su ingreso en níngun hospital, según la Consejería de Sanidad. El detenidoha sido trasladado a la comisaría de la Policía Nacional en Fuenlabrada.

A primeras horas de la mañana la policía irrumpió en el campamento que los trabajadores de la multinacional han montado en las inmediaciones de la planta con intención de desalojarlo al tiempo que protegían a los operarios externos contratados por Coca Cola para iniciar el desamantelamiento de la maquinaria.

Esta acampada formaba parte de las medidas adoptadas por los trabajadores para defender sus puestos de trabajo. Aunque la Audiencia Nacional ha anulado el ERE, permanecían acampados hasta que sean readmitidos y para impedir el cierre definitivo de la embotelladora que Coca Cola tiene en Fuenlabrada.

Coca Cola sigue adelante con el plan de cierre de plana de Fuenlabrada

Coca Cola asegura que acata la sentencia de la Audiencia Nacional, pero matiza que el fallo en ningún caso obliga a la reapertura de la fábrica, sino a readmitir a los trabajadores que habían rechazado acogerse al plan de despido colectivo.

En este sentido, asegura que su intención es recolocarlos en otros centros que tiene abiertos.De hecho la compañia asegura que 71 los empleados  afectados ya han aceptado un puesto de trabajo en alguno de los centros que la empresa mantiene operativos. En concreto, 41 empleados se han reincorporado en el mismo puesto de trabajo y los 30 restantes han aceptado un puesto de trabajo en otro centro.