Contra el yihadismo, pacto de Estado

PP y PSOE han llegado a un pacto en relación a las medidas penales a tomar de cara a la amenaza yihadista y su intención es que participe de él el mayor número de grupos parlamentarios posible.

Así, los ministros de Interior y Justicia, Fernández Díaz y Catalá, junto con el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, han decidido tramitar por separado las medidas del Código Penal sobre yihadismo a través de una ley orgánica con carácter urgente.

El grueso del Código Penal, sobre el cual no existe consenso, continúa su tramitación en el Congreso y será remitido al Senado el próximo día 21. Por otro lado, se intentará alcanzar un acuerdo sobre las enmiendas relativas al terrorismo con la esperanza de que no haya un gran “desfase temporal” entre la aprobación de ambas ideas.

El ministro del Interior ha explicado no se incluye el registro de pasajeros en aviones en este acuerdo porque no es una medida que esté en el Código Penal y ha destacado que este “acuerdo de Estado” es una “buena noticia para España, para nuestra democracia y para nuestro Estado de Derecho”.

Por su parte el ministro de Justicia, Rafael Catalá, dice confiar en que estas  medidas para combatir la amenaza yihadista se aprueben en el primer trimestre de 2015 subrayando  que se trata de un paquete integral para “fortalecer el Estado de Derecho y las capacidades de investigación del Poder Judicial, los fiscales y las Fuerzas de Seguridad”.

LAS RAZONES DEL PSOE PARA EL PACTO

El portavoz parlamentario del PSOE, Antonio Hernando, ha justificado la decisión de llegar a un acuerdo sentenciando que “la lucha contra el yihadismo es una cuestión de Estado y requiere la voluntad de todas la fuerzas para que haya la máxima unidad para vencer al terrorismo”. Según ha dicho, su intención es la de “trasladar a España ese espíritu de París, el de la unidad de todos los demócratas”.

También  ha anunciado que lo que le han transmitido al ministro es que era “bueno separar del Código Penal las medidas de terrorismo”. “La razón es que no estamos de acuerdo con el texto del Código Penal pero sí estamos de acuerdo con la tipificación del nuevo terrorismo yihadista”, ha explicado.

En cualquier caso, no ha querido ocultar que la redacción actual de las enmiendas presentadas por el PP al Código Penal en esta materia no les gusta. “Queremos mejorar la redacción, sería excelente que los grupos entrasen en ese debate”, ha declarado.

Al ser preguntado por cuáles son las enmiendas que no les gustan, el portavoz socialista no ha querido entrar en detalles aunque ha hecho hincapié en que “hay redacciones francamente mejorables desde el punto de vista jurídico que crean inseguridad jurídica”. “Si hay voluntad, se puede llegar a un acuerdo para tener seguridad sin perder un ápice de libertad”, ha sentenciado.

Para el PSOE algunas de las medidas presentadas por el PP se basan en “conceptos jurídicos indeterminados” que generan “inseguridad jurídica” y ofrecen “pocas garantías” a los ciudadanos, y por eso negociará con el Ejecutivo para mejorarlas, según ha dicho su portavoz en la cadena SER.

Aun así reina entre los socialistas la voluntad de querer pactar con el ejecutivo estas medidas y de trabajar a partir de las enmiendas presentadas por el Partido Popular. Para Rajoy, no llevar a puerto este pacto en ciernes sería “una irresponsabilidad”

ESTAS SON LAS ENMIENDAS DEL PP

  • Se regula la figura del lobo solitario desvinculando los tipos de terrorismo del concepto de “organización”. “Terrorista es quien comete un delito terrorista, pertenezca o no a una organización”, alegaba el PP en esta enmienda en la que se defiende que “hay que delimitar con un rigor mínimo la jurisdicción universal en esta materia”.Dice el PP que “España tiene que tener jurisdicción si el que se va a Siria a recibir entrenamiento terrorista es español, reside o establece su residencia habitual en España o si vuela por los aires un convoy de soldados españoles”. “Pero no tenemos que tener jurisdicción cuando autor y víctima del delito son extranjeros”.
  • Se propone la elevación de las penas en atención a la gravedad del delito (cuando el autor no de razón del paradero de la persona secuestrada).
  • Se penalizará el depósito, tenencia de armas, precursores y explosivos con fines terroristas aunque no se pertenezca a la organización terrorista. “También se castiga la tenencia, no ya de armas nucleares, sino de elementos que puedan servir para su fabricación, pero cuya consideración como ‘componente de un arma nuclear’ es todavía dudosa”, explican.
  • Se castigará el adiestramiento pasivo y autorradicalización (conductas propias del combatiente retornado y del lobo solitario), así como el desplazamiento de los llamados combatientes extranjeros a zonas de conflicto para integrarse en organizaciones terroristas. La enmienda explica que “la regulación incluye la recepción de adiestramiento por cualquier vía, incluido internet, y se desvincula de la intención de cometer un delito posteriormente, para evitar problemas probatorios”. De este modo, “se tipifica el autoadiestramiento previendo el castigo del que se autoinstruye de manera consciente y sostenida en el tiempo”. Fernández Díaz ha matizado esta enmienda.  Para el ministro, está claro que no es lo mismo que sea un periodista o un miembro de los cuerpos de las fuerzas de seguridad del Estado que otra persona. “Se da por supuesto que quedaría acreditado en la investigación policial o judicial, pero no está de más que quede precisado en el texto legal”, ha declarado en una entrevista concedida a RNE.
  • Se penaliza la financiación del terrorismo aunque no se pertenezca a la organización o se actúe por imprudencia.
  • Otra enmienda propone desvincular la colaboración de la pertenencia a la organización terrorista y agrava la pena del adiestramiento activo de menores y discapacitados.
  • Se amplía el concepto de pertenencia a organización terrorista.
  • Se eleva la pena del enaltecimiento del terrorismo y agrava la pena cuando se realice por las Tecnologías de la Información y la Comunicación. El PP argumenta en sus enmiendas que “existen con frecuencia páginas webs que en apariencia hacen un seguimiento de la guerra de Siria o en otras partes del mundo del yihadismo en general, pero en la realidad es que los contenidos de los artículos que en ellas se publican realizan un apoyo o apología de la actividad terrorista o se incita a participar como yihadistas en los conflictos existentes”.
  • Se penaliza la difusión en Internet de contenidos terroristas o que inciten a la comisión de actos terroristas (autorradicalización por medio de las webs).
  • Se castiga con la pena inferior en uno o dos grados la provocación, conspiración y proposición a los delitos de terrorismo.
  • Inhabilitación especial para ser docente a los condenados por terrorismo.
  • Se considerará agravante de reincidencia al ya condenado por terrorismo en otro país.
  • Se castigará con penas de entre uno y ocho años a quienes se desplacen a lugares de conflicto controlados por grupos terroristas, quien pertenezca o colabore con alguna de estas organizaciones o quien haya mostrado voluntad para ello. Estas acciones serán perseguibles –aunque el entrenamiento hubiera tenido lugar en otro país– siempre que la acción se haya cometido en España o siempre que el autor tenga nacionalidad española o siempre que el autor tenga su residencia habitual en España.