La FAPDS denuncia “conflicto de intereses” del comité de la hepatitis C y los laboratorios

FAPDS

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FAPDS)  denuncia que todos los miembros del Comité que elaborará el plan estratégico para la hepatitis C “tienen conflictos de intereses” y que algunos han trabajado o han sido financiados  por el laboratorio que detenta la patente del Sovaldi, Gilead.

En un comunicado, la FAPDS, acusa directamente al ministro de Sanidad, Alfonso Alonso de anteponer “los intereses económicos de la industria farmacéutica por delante del derecho a la salud de la ciudadanía” al ser el último responsable de la elección de los miembros que forman parte del comité.

La FAPDS apoya su denuncia desglosando un breve currículum de los componentes de esta comisión que elaborará el plan estratégico para abordar los tratamientos a los enfermos de hepatitis C que reclaman la administración de medicamentos de última generación para todos los afectados.

Segun la Federacion su presidente, Joan Rodés  es uno de “los médicos españoles más fuertemente relacionados con las multinacionales farmacéuticas y con Farmaindustria” y el resto de componentes “tienen conflicto de intereses que cuestionan su independencia:

1-     Agustín Albillos: Jefe de servicio de gastroenterología del Hospital Ramón y Cajal. Dirige el Master de hepatología de la Universidad de Alcalá de Henares en colaboración con ROCHE, participa en cursos financiados por Gilead.

2-     Alfonso Moreno: catedrático de farmacología de la Universidad Complutense de Madrid y presidente de la comisión nacional de especialidades desde hace 20 años, incumpliendo la legalidad vigente (la LOPS exige la renovación cada 4 años). Preside además la Fundación Hospital Madrid, el organismo investigador del grupo privado HM hospitales, vinculado al fondo privado de investigación START de Texas. Como Juan Rodés es patrono de la fundación Pfizer.

3-     Javier Crespo, jefe de servicio de digestivo del hospital de Valdecilla, participante en cursos sobre hepatitis financiados por Gilead. Es vicepresidente de la Asociación Española para el estudio del Hígado (AEEH) asimismo financiada por la industria, especialmente por Gilead. Crespo participa en varios ensayos clínicos financiados por Gilead y otras compañías farmacéuticas.

4-     María Buti: Jefa de servicio de Medicina Interna del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, y Miembro del CIBER.  Recientemente coordinó las jornadas sobre el tratamiento de la hepatitis, realizadas en Barcelona y patrocinadas por Gilead.

5-     Antonio Andreu, también proviene del Vall d’Hebrón. Es director del Instituto de Salud Carlos III desde marzo de 2013. Poco después de su nombramiento, en Julio de 2013, Andreu aprueba un programa de investigación sobre VIH y Hepatitis C patrocinado por Gilead

6-     Massimo Colombo, catedrático de Gastroenterología en la Universidad de Milán (Italia).  Pertenece al comité científico de la CF Gilead; además recibió subvenciones a la investigación, es asesor y/o conferenciante de Schering, Roche, Bristol-Myers, Gilead, Bayer, Novartis, Vertex y Tibotec.

7-     Michael Manns, director del departamento de Gastroenterología, Hepatología y Endrocrinología de la Escuela de Medicina de Hannover (Alemania) y presidente del comité científico de Gilead

8-     Jean Michel Pawslotsky, director del Centro Nacional de Referencia para Hepatitis Víricas y del departamento de Virología del Hospital Henri Mondor de Francia. Ha colaborado como asesor de Gilead y de Abbott, Boehringer, Bristol-Myers, Glaxo, Janssen, Sanofi-Aventis, Schering, Merck, Novartis, Pfizer, Roche y Vertex entre otras”.

Razones suficientes, en opinión de la FAPDS, para la ” revocación de un comité plagado de conflictos de intereses, que chocan frontalmente contra la responsabilidad que supone la elaboración de un plan estratégico para la hepatitis C”.

Entre tanto los afectados por la hepatitis C continúan con sus movilizaciones y encierros, tanto en Madrid como en otros hospitales como en Navarra