Se ha celebrado en Jerusalén el funeral de las víctimas judías de París

Se ha llevado a cabo este martes en Jerusalén el funeral de los cuatro judíos que fallecieron el viernes pasado en un ataque a un supermercado en París. Yoav Hattab, Philippe Braham, Yohan Cohen y Francois-Michel Saada, han sido enterrados en el mayor cementerio judío de la ciudad Har HaMenuhot.

Reuven Rivlin: “Es inaceptable que los judíos vivan con miedo en Europa”

Cohen, que trabajaba en la tienda kósher atacada, era originario de Sarcelles, una localidad ubicada al norte de París, que en julio fue escenario de violentas manifestaciones antisemitas durante la guerra de Israel contra Hamas en la Franja de Gaza.

Las otras tres víctimas, judíos practicantes, habían ido al supermercado para hacer las compras antes del inicio del sabbat, día sagrado de descanso semanal en el judaísmo. Hattab era un ciudadano tunecino, hijo del rabino de la sinagoga de La Goulette en Túnez, cuyo padre lo había enviado a estudiar a Francia, porque pensaba que estaría más seguro.

El presidente israelí ha hablado en el funeral

El presidente israelí, Reuven Rivlin, ha hablado en el funeral y ha dicho que es inaceptable que los judíos vivan con miedo en Europa. Además, el rabino Meir Mazuz ha elogiado al hombre musulmán que salvó a varios judíos durante el ataque de la semana pasada en París.

Simultáneamente, se ha llevado a cabo en la capital francesa una ceremonia en memoria de los tres policías muertos en los ataques. La toma de rehenes del yihadista Amedy Coulibaly, abatido por la policía, reforzó en Israel el sentimiento, cada vez más compartido, de que Francia se ha convertido en una tierra hostil para los judíos.