«La caza continúa», despliegue policial sin precedentes en París

Más de 5.000 agentes de policía y 10.000 efectivos de las fuerzas de seguridad, en un despliegue sin precedentes, protegen las escuelas judías de París y otros centros en toda Francia mientras siguen las investigaciones para dar con el paradero del cómplice o cómplices de Amedine Coulibaly, el autor del asesinato de cuatro personas durante el asalto y secuestro del súpermercado de comida Kosher -judía- el pasado viernes.

«La amenaza [yihadista] continúa», ha subrayado el primer ministro francés, Manuel Vals, para justificar este amplio despliegue policial que no solo se lleva a cabo en la ciudad de París sino también en todo el país. Las fuerzas de seguridad francesas siguen intentando dar con el paradero de Hayat Boumeddiene, de 26 años, la novia del terrorista abatido.

La investigación policial rastrea el paradero Hayat Boumeddiene, la novia del terrorista abatido en París

Hayat Boumeddiene cruzó a Siria el 8 de enero, según informa el ministro de Relaciones Exteriores de Turquía. La joven abandonó Francia a principios de año, hecho que descarta su participación directa en el atentado del viernes. Las autoridades turcas confirman que Boumedienne se hospedó en Estambul y que llegó al país desde Madrid el 2 de enero.

Durante su estancia en Turquía se hospedó en un hotel de Estambul, pero el 8 de enero continuó su viaje a con destino a Siria, según las fuentes turcas. Entre tanto, los cinco detenidos en relación con la operación antiterrorista que se lleva a cabo en Francia han sido puestos en libertad sin cargos.

Los departamentos de interior y los servicios de inteligencia mantienen reuniones a lo largo del día de hoy en la mayoría de los países de la Unión Europea con el objetivo de discutir la puesta en marcha de medidas de seguridad para prevenir posibles ataques terroristas a manos de los radicales islámicos.