Derbi de Copa: el re-debut soñado

Esta noche se antoja mágica en el Calderón. Hay derbi de Copa del Rey pero no es un derbi cualquiera, hoy se celebra el partido que Siemone ha elegido para hacer debutar de nuevo a Fernando Torres, ante su afición, ante el Real Madrid. No se nos ocurre un escenario mejor para el regreso de un ídolo perdido pero nunca olvidado.

Fernando Torres, que siempre será el niño aunque afronte la treintena, en parte por su cara llena de pecas y esa chispa que solo los pillos tienen en la mirada, en parte porque a los padres siempre les cuesta asumir que sus hijos crecen, y para papá Vicente Calderón Torres siempre será aquel joven descarado que se inventaba remates cargados de esperanza.

Y hoy,  el Real Madrid no solo se enfrentará a un Atlético de Madrid que ya no le teme , también lo hará con la plena comunión del estadio con su estrella de Belén, y tendrá que volver a ser esa máquina en la que todo encaja que era antes del parón navideño, que ha traído cierta incertidumbre en las filas de los de Ancelotti. Primero fue la caída ante el Milan en Dubai, un percance menor sobre el que se quiso correr un tupido velo, no hay problema, un partido no oficial, de exhibición, una pachanga navideña…Después vendría la derrota en Mestalla. Aun así, después de 22 victorias consecutivas, tampoco es momento de echarse las manos a la cabeza, ni de quemar a nadie en la hoguera, pero es un aviso, queda media temporada y no es menester echarse a dormir.

Por eso el de hoy puede ser un partidazo, los derbis lo suelen ser. La intensidad la pondrá el Atlético, se presupone que el juego lo pondrá el Madrid y la magia sobrevolando la rivera del manzanares una afición con un extra de ilusión. Sin alineaciones confirmadas, Keylor ocupará el marco blanco y en la zaga podríamos ver a Varane. Ancelotti podría apostar, como en la segunda parte de Mestalla, por sacar a James o a Isco para dar entrada a Khedira, cambiar el toque por la contundencia para contener a un Atlético con un Griezmann en racha y un Torres que probablemente no podría estar más motivado.

Disfruten del derbi.