El precio de la vivienda cierra 2014 descendiendo un 2,2%

El precio medio de la vivienda nueva en España descendió un 2,2% en el conjunto de 2014, prudentemente en más de cinco puntos el recorte que experimentó en 2013, según un informe difundido este viernes por Sociedad de Tasación.

En concreto, el precio medio del metro cuadrado en las capitales de provincia se situó en 1.994 euros, lo que supone unos 179.400 euros para una vivienda tipo de 90 metros cuadrados. Desde sus valores máximos, los precios de la vivienda nueva acumulan un descenso del 40,2%.

En 2014, el precio de la vivienda nueva bajó en todas las comunidades autónomas, especialmente en La Rioja, Aragón, Asturias y Extremadura. Por el contrario, los retrocesos menores se registraron en Navarra, Castilla y León, Canarias, Galicia, País Vasco y Andalucía.

Según la Sociedad de Tasación, estos datos sobre el precio de la vivienda apuntan a una «relativa relajación de las dificultades para obtener financiación», que se ha reducido a niveles «poco significativos». Asimismo, constata el aumento del interés en la adquisición de paquetes importantes de viviendas por parte de grupos inversores extranjeros, en tanto que en las familias «continuará la dificultad para acometer la adquisición de una nueva vivienda».

El informe indica también que San Sebastián, con un precio de 3.336 euros por metro cuadrado, ha superado una vez más a Barcelona (3.129 euros) y Madrid (2.663 euros), como la capital con el precio de la vivienda más caro. La ralentización de la bajada de precios ha coincidido con ligero aumento de la actividad como consecuencia de la «relativa relajación en las dificultades para obtener financiación» y de la mejora de las expectativas económicas.

Expectativas para el precio de la vivienda del 2015

Sociedad de Tasación ha señalado que la caída de precios fue más suave en el segundo semestre del pasado año (0,4%) que en el primero (1,8%). Así, las expectativas tanto para el cierre del ejercicio como para este año apuntan a una mejora. La compañía prevé que en 2015 continúe el ajuste en la oferta de viviendas para adecuarse a la demanda, «aunque los débiles síntomas de recuperación del sector apuntados hace un año se muestran ahora más firmes».