Escocia confirma su primer caso de ébola

Escocia ha confirmado su primer caso de ébola. Se trata de una enfermera que trabajaba como cooperante en Sierra Leona y que tras contraer el virus fue trasladada el domingo a un hospital de Glasgow para recibir tratamiento.

El gobierno escocés a través de un comunicado ha confirmado la noticia y subraya que “el diagnóstico de la enfermedad en sus primeros estadios” permite aventurar que “el riesgo para otros es extremadamente bajo”. Asimismo, el ejecutivo de Edimburgo garantiza que “todos los posibles contactos de la paciente (con otras personas) están siendo investigados”, en un intento de evitar que cunda la alarma social en el país.

El Servicio Nacional de Salud británico (NHS, por sus siglas en inglés) ha confirmado, a su vez, que el procedimiento para tratar las enfermedades infecciosas ha sido activado. La propia ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon,  ha subrayado que no facilitará la identidad de la cooperante por razones de confidencialidad y que la paciente en tratamiento estuvo en contacto con una sola persona desde su llegada a Glasgow, que ya ha sido localizada.

Segundo contagio de ébola en el Reino Unido

La cooperante infectada por el virus del ébola permanecerá ingresada en una unidad de aislamiento del hospital  Gartnavel de Glasgow, aunque cuando sus condiciones lo faciliten, será traslada al Royal Free de Londres, un centro especializado en el tratamiento de enfermedades infecciosas.

Precisamente, en este centro médico londinense fue atendido el pasado verano William Pooley, el primer contagiado por ébola de nacionalidad británica. Polley, también enfermero y cooperante, contrajo el virus tambien en  Sierra Leona y fue repatriado al Reino Unido en un avión militar británico para recibir tratamiento con el fármaco ZMapp en una unidad especial del hospital londinense Royal Free Hospital.

Afortunadamente, se ha recuperado de la enfermedad y ha sido dado de alta hace unos días.