Aparece asesinado un sacerdote secuestrado en Guerrero (México)

Aparece muerto por un tiro en la cabeza el sacedorte secuestrado el pasado domingo en el estado de Guerrero (México). El suceso puede tener relación directa con el caso de los normalistas desaparecidos en Iguala (el mismo estado mexicano) y pone de relieve la situación de violencia que se vive en esta parte del país.

Gregorio López Gorostieta, fue secuestrado por un comando el lunes por la noche cuando se dirigía al seminario de Ciudad Altamirano, la camioneta donde viajaba fue abandonada y no se supo nada de su paradero.

La iglesia desempeña un papel fundamental en esta zona del país en la denuncia del clima de violencia provocada por la corrupción política y su connivencia con los grupos narcos cuyo episodio más dramático se vive desde hace tres meses con la desparición de los 43 estudiantes de la escuela Normalista de Iguala, cuyos restos no han aparecido todavía y que ha elevado a la categoría de problema nacional la situación política y social que se vive en el estado de Guerrero.

Diez sacerdotes muertos en dos años

A  pesar de que se haya puesto desde pimeros de diciembre un plan especial de seguridad en el Estado, no se ha podido evitar el secuestro y asesinato del sacerdote, que eleva a diez las muertes de religiosos en la zona en apenas dos años. En los últimos 12 meses, dos sacerdotes adscritos a la Arquidiócesis de Acapulco, Guerrero, pagaron con su vida al ser secuestrados por grupos violentos.

La Arquidiócesis Primada de México  aseveró horas antes de la aparición del cadáver del sacerdote que la sociedad no puede ignorar “los momentos dramáticos” que atraviesa México. «Lamentablemente esto no deja de ser una nota más entre muchísimas que lo que ocurre de manera constante en nuestro país a quienes están clamando por justicia y por verdad”.