Detienen al presunto autor de la muerte de Brennan

La Guardia Civil, en colaboración con la Policía de Liverpool y la National Crime Agency (NCA) británica, han realizado una operación en la que han procedido en un aeropuerto privado inglés a la detención de Paul Scott, presunto autor del homicidio de Francis Brennan, cuyo cadáver apareció envuelto en plásticos el pasado mes de marzo en la playa “Zenia” de Orihuela-Costa (Alicante).

El secuestro de Francis Brennan

El secuestro tuvo lugar cuando el 24 de enero tres hombres, haciéndose pasar por policías, aprehendieron a Francis Brennan, de nacionalidad inglesa, en medio de una calle en extrañas circunstancias. Los hombres metieron a Brennan en un Citröen Xsara Picasso, de color gris, y se lo llevaron del lugar.

El cuerpo de este hombre fue hallado dos meses después de que su familia denunciara su desaparición. El cadáver estaba en la playa Zenia de Orihuela-Costa (Alicante) envuelto en plásticos. El Juzgado de Instrucción número 2 de Denia se hizo cargo del caso. Tras el secuestro de Brennan, los tres hombres supuestamente le mataron, y arrojaron su cuerpo al mar, que lo devolvió a las orillas de la playa.

Brennan tenía deudas con Paul Scott

La investigación se ha llevado a cabo con la colaboración de agencias británicas y la Guardia Civil Española. Con las indagaciones resultantes se averiguó que Brennan pertenecía a una organización criminal, con cuyo cabecilla, Paul Scott, mantenía una importante deuda económica. Todo se trató de un ajuste de cuentas en el que Scott ideó y ordenó su asesinato, según las hipótesis de los investigadores.

Paul Scott, detenido en un aeropuerto de Reino Unido, llevaba siendo buscado por las fuerzas de seguridad desde hacía dos años. Un delincuente escurridizo y que usaba muchas identidades. Tenía dos causas pendientes: una en el Reino Unido por una condena a cadena perpetua por narcotráfico y otra en España como supuesto autor intelectual de la muerte de Brennan.