Narcís Serra, a un paso de sentarse en el banquillo

Narcis Serra, ex presidente de Caixa Cataluña y otros 30 ex miembros del consejo de administración de la caja, a punto de sentarse en el banquillo de los acusados. En el auto que cierra la fase de instrucción por los salarios que percibiron los dirigentes de la entidad, el Juzgado de Instrucción 30 de Barcelona, los mantiene como acusados, según informa Europa Press.

El auto considera que todos los acusados, incluidos Narcís Serra -entonces presidente- y Adofl Todó -director general-  actuaron “en perjuicio y desprecio de los intereses de la entidad, de su finalidad, y de los intereses generales” cuando votaron a favor de otorgar unos presuntos sobresueldos de los altos cargos en 2010 mientras la caja estaba recibiendo dinero público para paliar su grave crisis financiera. El instructor ve indicios de la comisión de un delito de administración desleal.

No se archiva la causa, tal y como habían pedido las defensas, incluida la de Serra

El juzgado pone punto y final a la fase de investigación y ha decidido no antender a la petición realizada por las defensa de archivar el caso. La Fiscalía Anticorrupción les acusa “retribuciones e indemnizaciones desproporcionadas y ajenas a su situación real de solvencia”, y les reprocha su espúreo manejo de los fondos de la entidad.

Por su parte, la CUP, que ejerce de acusación popular en la causa, se ha felicitado a través de un comunicado por la decisión judicial, y lo ven como “el primer paso en la fiscalización del saqueo de Cataluña Caixa y de la lucha contra la impunidad de los responsables de la dramática situación social y económica actual”.

No obstante, a Narcís Serra y al resto de los ex miembros del consejo de administración aún les queda una baza por jugar: presentar recursos de apelación a la Audiencia de Barcelona, quien tendrá la última palabra en este sumario.