Gómez Bermúdez interpreta la Ley de Seguridad Ciudadana

El magistrado de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez ha afirmado este jueves que, si entra en vigor la Ley de Seguridad Ciudadana tal como está redactada actualmente, será preferible ser juzgado por delito, por la vía penal, que por falta administrativa, ya que las sanciones en este último caso son «brutales» y las garantías constitucionales son menores.

En una entrevista concedida a la Universidad a Distancia de Madrid, el juez ha dicho que esta ley –que ha sido aprobada este mes en el Congreso y ahora se encuentra en el Senado– «va en contra del ciudadano» porque produce «una degradación de la legalidad y de las garantías en cuanto a la sanción».

«Las sanciones son tan brutales, que hoy por hoy compensará muchísimo más a cualquier ciudadano que le lleven ante el juez por delito, porque probablemente salga absuelto, a que le sancionen administrativamente», ha señalado.

Gómez Bermúdez ha explicado que, por la presunción de veracidad, se podrá sancionar al ciudadano por la vía administrativa sin que intervenga un juez. «Y luego si quiero recurrir, tengo que pagar una tasa y tengo que ir a la jurisdicción contenciosa con otros parámetros de menores garantías constitucionales que en la penal», ha añadido.

Por ello, ha destacado la conveniencia de que en el trámite parlamentario se acabe modificando la cuantía de las sanciones y el sistema de recursos, por ejemplo permitiendo que las sanciones de la Ley de Seguridad Ciudadana sean recurribles por la vía penal, para que a quien presuntamente ha cometido la infracción administrativa se le apliquen las garantías de la jurisdicción penal.

Por otro lado, el expresidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Gómez Bermúdez se ha referido a la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, celebrando que «de una vez por todas» se vaya a regular «de forma clara en la ley», y no por vía jurisprudencial, la intervención de las comunicaciones.

Sin embargo, ha advertido de que la interceptación de comunicaciones por la Policía sin autorización judicial previa en la investigación de delitos de especial gravedad y por razones de urgencia es «claramente inconstitucional». Según ha recordado, la Constitución reserva exclusivamente esa posibilidad al estado de excepción y de sitio, que desde el inicio de la etapa democrática no se han decretado nunca.

En cuanto a la reforma del Código Penal, el magistrado ha afirmado que no es «en absoluto urgente» y que se debería hacer «con mucha más calma». Además, considera que «no tiene ningún sentido» que esta norma se reforme «todos los años».

GÓMEZ BERMÚDEZ SOBRE LA LIMITACIÓN DE LA JUSTICIA UNIVERSAL

Otra medida que ha censurado Gómez Bermúdez es la limitación de la justicia universal en España, si bien no ha entrado a valorar la decisión que se tomó en las Cortes impulsada por el PP. «Es una decisión política, del legislador, y yo ahí no discuto», ha dicho.

Pero la reforma en sí es «un absoluto desastre» porque «técnicamente es muy mala y está generando muchísimos problemas», ha denunciado el juez Gómez Bermúdez, que ha lamentado especialmente la «impunidad» en materia de narcotráfico.

Por último, Gómez Bermúdez ha descartado que en el futuro los partidos políticos «se dejen arrebatar el privilegio» de nombrar a los vocales del Consejo General del Poder Judicial. No obstante, ha subrayado que esta forma de designación «no quiere decir que los vocales sean dependientes de los partidos que los nombran» ni que «sigan instrucciones», aunque tiendan a «dejar ver claramente su ideología en su actuación».