La Guardia civil ha detenido en Barcelona a seis personas, y otras tres han sido imputadas por estafas a al menos 65.000 usuarios de telefonía de toda España. Los estafadores utilizaban las líneas telefónicas de tarificación adicional a través de llamadas a un número empezado por “905”.

La estafa telefónica alcanza los 114.000 euros

Las víctimas recibían una llamada que no conseguían coger, y al devolverla saltaba un buzón de voz que les informaba de la entrega de un paquete postal. Estas llamadas han generado unos ingresos superiores a los 114.000 euros.

A los presuntos líderes se les imputan delitos de estafa, falsedad, blanqueo de capitales y pertenencia al grupo criminal. La red utilizaba 21 líneas que empezaban por este número (905), percibiendo un total de 64.229 llamadas en todo el territorio español.

Se han descubierto numerosos casos de estafa

Tras las investigaciones se detectó a un grupo delictivo que cometía estas estafas, y a raíz de esta se han encontrado y se han puesto al descubierto numerosos casos similares ocurridos en todo el territorio nacional. Se han realizado tres registros en la provincia, donde se han intervenido equipos, terminales móviles, joyas, talones al portador, abundante documentación relacionada con los delitos de la investigación y lo más importante: un programa informático utilizado para realizar el envío de llamadas masivas.