Otro presunto corrupto que sale de la cárcel

El exalcalde de la localidad madrileña de Valdemoro José Carlos Boza podrá abandonar la cárcel si abona una fianza de 25.000 euros impuesta este miércoles por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, han informado fuentes jurídicas.

El magistrado ha interrogado al ex edil durante tres horas y al término de la comparecencia ha modificado su situación e impuesto esta caución, que tendrá que pagar para salir de prisión.

Velasco ha modificado también la fianza establecida para que el el exalcalde de Serranillos del Monte (Madrid) Antonio Sánchez, de la Unión de Demócratas Madrileños (UDMA), salga de la cárcel. Ha rebajado la cantidad de los 60.000 euros iniciales a 25.000, han indicado las mismas fuentes.

Envió a prisión incondicional a Boza el pasado 30 de octubre al considerar que “subordinó” el interés público a los intereses de “ciertos empresarios” y favoreció  “de manera continuada” a empresas vinculadas al constructor David Marjaliza y otros.

El magistrado, que le imputa la comisión de delitos de tráfico de influencias, organización criminal, cohecho, malversación, revelación de secretos, falsificación documental y fraude, concretaba que el edil del municipio madrileño facilitó adjudicaciones irregulares y reveló  información a estos empresarios.

SE LLEVÓ DOCUMENTACIÓN

El que fuera edil de Serranillos, cumple prisión preventiva desde el 4 de noviembre después de que le sorprendieran llevándose documentación del Ayuntamiento en el marco de la Operación Púnica. El juez dictó prisión eludible con fianza de 60.000 euros después de que fuera “descubierto huyendo del Ayuntamiento con documentación probatoria que pretendía eludir de la acción de la justicia”.

Tras proceder al examen de las “cajas” que trató de sacar del Ayuntamiento este lunes, el juez consideró que el político pretendía alterar elementos “relevantes” para la investigación del delito. De igual modo, le considera “responsable de varias irregularidades en materia de contratación pública para beneficiar” a Marjaliza.

El expresidente de la Diputación de León Marcos Martínez (PP) abandonó la cárcel el pasado 11 de diciembre después depositar una fianza de 30.000 euros impuesta ayer por Velasco.

En el marco de esta operación permanecen en prisión incondicional el exsecretario general del Partido Popular (PP) de Madrid Francisco Granados, los empresarios “conseguidores” David Marjaliza y Alejandro de Pedro; el director comercial de la empresa Cofely, Pedro García; Ana María Ramírez, empleada de Marjaliza.  También permanecen, por el momento en la cárcel Boza y Sánchez.