Nuevo etiquetado: Diez cambios y unas explicaciones

 

Los cambios en el etiquetado:

 

 

1. La letra de las etiquetas deberá ser más grande y legible.

2. Los posibles alérgenos a partir de ahora deberán estar bien visibles y utilizar una tipografía diferente.

3. Etiquetado nutricional obligatorio para todos los alimentos a partir del 13/12/16. La información sobre energía, grasas saturadas, hidratos de carbono, proteínas, azúcares y sal se debe indicar de manera agrupada y expresada según la porción.

4. Fechas de congelación y descongelación. Habrá que distinguir entre ‘congelado en’,que será obligatorio para carne, productos de pesca no transformados y productos cárnicos, y ‘descongelado’ en aquellos productos que han sido descongelados antes de ponerlos a la venta.

5. Se tendrá que especificar el origen de los productos, afectando de forma especial a los productos cárnicos. Se especificará también el país de procedencia del ingrediente primario.

6.Detallar qué tipo de aceite vegetal contiene el producto: si es de girasol, de oliva o de palma.

7. Los alimentos que aparentemente están elaborados de un solo tipo de carne o pescado, pero que son la suma de varios combinados con otros ingredientes, deben estar especificados.

8. Menciones adicionales obligatorias: es necesario también especificar si el producto ha sido envasado en atmósfera protectora, o si contiene edulcorantes, cafeína, ácido glicirrícico o sal de amonio, fitoesterol, etc.

9. Las bebidas alcohólicas o refrescos con alcohol de más de 1,2% tendrán que especificar el grado alcohólico.

10. Etiquetado de nanoingredientes: será obligatoria la indicación en la lista de ingredientes de todos los nanomateriales con función de ingredientes, presentes en el producto final, seguidos de la palabra «nano». Se consideran nanoingredientes aquellos nanomateriales que cumplan la función directa o indirecta de un ingrediente.

 

 

Las explicaciones del etiquetado:

 

 

El nuevo reglamento europeo sobre información alimentaria entra en aplicación ya e introducirá cambios en la información que el consumidor recibe de los productos, entre los que la principal novedad es la obligación de incluir información nutricional en la mayoría de alimentos transformados.

Según indica la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan), se deberá indicar el valor energético, las grasas, las grasas saturadas, los hidratos de carbono, los azúcares, las proteínas y la sal del alimento por cada 100 gramos o cada 100 mililitros y, con carácter voluntario, la proporción de esos elementos en cada porción. Las bebidas alcohólicas que contengan más del 1,2% en volumen de alcohol estarán exentas de esta obligación, así como los alimentos no envasados.

Con el nuevo reglamento, las etiquetas deberán ser más legibles. El tamaño mínimo de la letra deberá ser de 1,2 milímetros, aunque, si la superficie del envase es inferior a 80 centrímetros cúbicos, el tamaño mínimo establecido es de 0,9 milímetros. Si esta es inferior a 25 centímetros cúbicos, la información nutricional no será obligatoria. También será necesario indicar el país de origen en el etiquetado y de los alérgenos.

Este nuevo etiquetado no será obligatorio hasta el 13 de diciembre de 2016. Según la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados (Aces), la nueva normativa no introduce cambios en frutas y verduras frescas no envasadas, pero sí para carnes y pescados. En el caso de las primeras, la información obligatoria dependerá del tipo de carne, mientras que, en el caso de los productos de pesca, será necesario aportar información sobre la zona, el arte de captura utilizado y la zona de cría, si se trata de acuicultura.

También podrá aparecer en el etiquetado información adicional que la empresa facilite voluntariamente, como sellos de calidad, recomendaciones nutricionales y recomendaciones, según Aces. Durante un tiempo convivirán los nuevos y antiguos etiquetados, ya que la normativa obliga a los productos lanzados al mercado desde el próximo sábado.

 

 

«CAMBIARLO TODO PARA DEJARLO TODO IGUAL»

 

 

La organización de consumidores Ceaccu ha manifestado que este nuevo reglamento de etiquetado presenta algunas carencias, por lo que resume el nuevo reglamento en la frase «cambiarlo todo para dejarlo todo igual». Según esta organización, la principal novedad de este reglamento es la obligatoriedad de incluir la información nutricional, que «ya lleva tiempo presente en prácticamente todos los productos». Aunque se introduce «alguna mejora» en el etiquetado, según Ceaccu, no elimina que la presentación de este tipo de información se produzca con fines «más persuasivos o publicitarios que informativos».

La asociación de consumidores critica que el nuevo reglamento de etiquetado no ha regulado eficazmente la legibilidad del etiquetado, ya que en el borrador se establecía que la letra debía tener un tamaño mínimo de 3 mlímetros, mientras que en el nuevo reglamento se establece que las letras deben medir 1,2 milímetros.

Además, Ceaccu denuncia que el nuevo reglamento de etiquetado no amplía la obligatoriedad de la información nutricional a alimentos elaborados ni a bebidas alcohólicas y que no evita que la información publicitaria siga apareciendo en el frontal del producto, mientras que los datos nutricionales, «más objetivos y útiles» se mantienen en las zonas menos visibles del producto.

Category: Reportajes