Somers y Korkie, muertos durante su rescate de Al Qaeda

EP/El periodista estadounidense Luke Somers, secuestrado por Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA),ha muerto junto al  rehén sudafricano Pierre Korkie una fallida operación de rescate en Yemen llevada a cabo en las últimas horas por las fuerzas yemeníes y estadounidenses en la provincia de Shabwa, según varias fuentes.

El Ministerio de Defensa de Yemen ha anunciado a través de un comunicado publicado en su página web que sus tropas han conseguido liberar a Somers y que, además, han matado a una decena de milicianos de AQPA.

Sin embargo, la prensa estadounidense ha indicado que, en realidad, ha sido un operativo conjunto protagonizado por las fuerzas yemeníes y estadounidenses y ha advertido de que el estado de salud de Somers es incierto.

La hermana de Somers, Lucy, ha asegurado a algunos medios de comunicación que Lucas ha muerto, detallando que así se lo han transmitido agentes del FBI. “Solo pedimos que se nos deje llorarle en paz”, ha dicho.

Un funcionario norteamericano ha confirmado la versión de la familia a ‘The New York Times’, explicando que sus captores le dispararon durante la operación de rescate. Cuando las tropas llegaron hasta Somers estaba gravemente herido, por lo que fue trasladado a un buque estadounidense en la región, pero finalmente murió, ha relatado.

Somers, de 33 años de edad, fue secuestrado en Yemen en septiembre 2013 cuando trabajaba como reportero y fotógrafo para los medios de comunicación locales e internacionales, incluida la cadena británica BBC.

RESCATE FALLIDO DE SOMERS

La Casa Blanca confirmó esta semana que en noviembre el presidente estadounidense, Barack Obama, autorizó una operación de rescate. “Lamentablemente, no encontramos a Lucas, aunque sí había rehenes de otras nacionalidades que pudieron ser rescatados”, dijo el jueves el Consejo de Seguridad.

Finalmente, el 25 de noviembre las fuerzas estadounidenses y yemeníes rescataron a seis yemeníes, un saudí y un hombre de origen etíope en poder de AQPA que estaban ocultos en una cueva montañosa del distrito de Hajar al Sayar, en la remota provincia de Hadramaut.

En medio de esta confusión, la madre de Somers, Paula, difundió un vídeo en el que pedía a los yihadistas que mostraran “misericordia”. “Por favor, dadnos la oportunidad de ver a nuestro Lucas de nuevo”, suplicó.