Los consumidores no creen en los brotes verdes económicos

La confianza del consumidor ha bajado tres puntos respecto a octubre. Baja el paro, la prima de riesgo, la economía tímidamente crece pero las expectativas de los consumidores no repuntan. El Indice de Confianza del Consumidor que elabora el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha descendido en 3.2% encadenando dos meses seguidos de descensos.

Los consumidores perciben malas perspectivas en todos los componentes que forman el indicador: evolución de la economía (-4,1 puntos), evolución del empleo (-4,7 puntos) y situación de los hogares (-1,4 puntos).

El ICC recoge mensualmente la valoración de la evolución reciente y las expectativas de los consumidores españoles relacionadas con la economía familiar y el empleo, con el objetivo de anticipar sus decisiones de consumo. El indicador recoge valores de entre 0 y 200, considerándose que por encima de 100 la percepción es positiva y por debajo, negativa.

Si lo comparamos con el pasado año, en cambio, se aprecian avances significativos. En concreto, la valoración de la situación económica del país es hoy 17,1 puntos superior, dado que las opciones que ofrece el mercado de trabajo se valoran 19,6 puntos por encima del valor de hace un año y la situación en los hogares ha mejorado en 13,7 puntos desde entonces.

Los consumidores piensan que el empleo no mejora ni espera que lo haga

El ICC de noviembre, para el que se han realizado más de 1.500 entrevistas, refleja que el 16,6% de los entrevistados afirma que ahora hay más personas en paro en su entorno que hace seis meses, y el 46,1% piensa que la situación en España para encontrar un empleo es peor que la de hace seis meses, mientras que el 37,5% cree que la situación no ha cambiado y el 13,4% que ha mejorado.

Cuando se les pregunta por la evolución del empleo de cara a los próximos seis meses, un 34,4% de los encuestados piensa que la situación empeorará, frente al 31% que cree que mejorará y el 27,1% que considera que permanecerá sin cambios.