…Y Podemos pide a Guindos su apoyo al impuesto de transacciones

EP/La delegación de Podemos en el Parlamento Europeo ha enviado cartas a los ministros de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, y de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, para reclamar el respaldo de España al Impuesto las Transacciones Financieras porque «ni España ni ningún otro país europeo puede permitirse dejar de ingresar más de 30.000 millones de euros».

Podemos lamenta la falta de avances en las negociaciones sobre el Impuesto de Transacciones Financieras

En un comunicado, la formación liderada por Pablo Iglesias lamenta la falta de avances en las negociaciones sobre el diseño del Impuesto de Transacciones Financieras (ITF), una tasa cuya recaudación demandan que se destine a atender fines sociales.

«En un momento en el que los ciudadanos europeos están soportando los sacrificios derivados de las políticas de austeridad y en el que la desigualdad crece a nivel mundial, ni España ni ningún otro país europeo puede permitirse dejar de ingresar más de 30.000 millones de euros y perder la oportunidad de regular el sector financiero», señalan los eurodiputados en la mañana del martes.

Este impuesto, pendiente de acuerdo en la reunión del Ecofin del próximo día 9 y que entraría en vigor el 1 de enero de 2016, contemplaría la implementación de un impuesto de 0,1% sobre acciones y bonos y de 0,01% sobre productos derivados.

Desde Podemos, han reclamado al Gobierno de Mariano Rajoy una posición favorable para desarrollar este impuesto «que grave el mayor número posible de productos financieros, incluidos acciones y derivados, al entender que no existe ningún problema técnico para ello, sino una falta de voluntad política».

En este sentido, la eurodiputada Lola Sánchez Caldentey ha lamentado el bloqueo que sufre la negociación y ha acusado a España, junto a Francia e Italia, de incumplir el compromiso alcanzado en mayo. «Ahora solo quiere implementar un ITF de mínimos que rebajaría la capacidad recaudatoria del mismo, y que podría dejar de ingresar 30.000 millones anuales», ha lamentado.

«Millones de ciudadanos europeos y más de mil organizaciones de la sociedad civil quieren que esto sea así y que la totalidad de la recaudación de este impuesto se dedique íntegramente a atender necesidades de la mayoría social en Europa y España y a combatir la pobreza y el cambio climático en todo el mundo», ha finalizado.