«Si lo hubiera hecho tan mal, Teresa no estaría aquí hablando»

Javier Rodríguez, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, se defiende con cierto punto de ironía sobre su gestión al frente de la crisis del ébola y  señala «si lo hubiera hecho tan mal» al fente de la Consejería, Teresa Romero «no estaría aquí hablando» y  «España seguiría teniendo ébola». Sin querer entrar en otro tipo de valoraciones, el todavía consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid tan solo ha querido señalar que «felicitarnos porque no se haya muerto»

Sobre la declaración de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de que España se considera ya un país libre de ébola, Javier Rodríguez ha expresado su satisfacción y ha remarcado que es una prueba de la «calidad de los equipos médicos» que existen en Madrid y que es fruto de la «buena sanidad que hay en la Comunidad de Madrid y de los buenos profesionales que hay en la comunidad de madrid».

Rodríguez no quiere hablar de las demandas de Teresa Romero

Rodríguez no ha querido pronunciarse sobre la demanda que le ha interpuesto la técnico sanitaria por vulnerar su derecho al honor. Teresa Romero reclama a Rodríguez la cantidad de 150.000 euros por sus declaraciones sobre el contagio de Teresa Romero por el virus del ébola y si mintió sobre sus condiciones cuando acudió al centro de salud antes de confirmarse su diagnóstico. El político madrileño se ha limitado ha subrayar que «está en su derecho» y que no va añadir nada más.

Una demanda cuyo resultado se dirimirá en los juzgados, ya que el consejero de Sanidad no quiso conciliar -lo que hubiera evitado el juicio-. En su momento, el consejero, se retractó por «sus desafortunadas declaraciones», pidió perdón tanto a Teresa Romero como a su marido, Javier Limón a través de una carta e intentó, sin conseguirlo, hablar con ambos.