Pigem, vocal del CGPJ, ‘pillada’ con dinero de Andorra

 

Redacción Irispress/EP El dinero va y viene de Andorra. Es posible que sea un asunto de proximidad, una costumbre propia de las zonas fronterizas. El caso es que los personajes relevantes ya no van a Andorra a comprar tabaco un poco más barato ni se pasan el fin de semana arriba y abajo con los esquíes disfrutando de sus cumbres nevadas. Ahora lo que se lleva es llevar y traer dinero. Puede que sea un asunto de territorialidad, una forma de anunciar un próximo desembarco colonizador, en la forma más habitual de este nuevo siglo: por la vía financiera, pero parece que no van por ahí los tiros. Lo que movía de acá para allá primero, de allá para acá después – al menos unos poquitos – la familia Pujol no eran dineros de un plan de extensión del poderío territorial, sino el teje maneje, presunto, de cuentas familiares.

Nada sorprende, por eso, que otra señora de CiU, Mercé Pigem, vocal a propuesta de CiU en el Consejo General del Poder Judicial, es decir que está afincada en el sillón que corresponde a los nacionalistas en el que debería de ser un independiente Consejo General del Poder Judicial, haya sido sorprendida trayendo plácidamente, junto a su hermana, en un viaje a motor de regreso de tierras andorranas, la discreta cifra de unos pocos euros, al borde de los diez mil, que es la cantidad que ya hay que declarar: esto es, la cantidad normal con la que uno que ha ido de comprar al paraíso pirenaico, vuelve a casa. Lo malo es que su acompañante y hermana llevaba los euros suficientes como para sobrepasar el límite obligatorio. Mala suerte al calcular.

Dice la señora, interrogada por su jefe, el juez Lesmes, que era dinero de bolsillo para la compra de los regalos familiares entregado por su señora madre y que no ha delito en ello y mucho menos falta administrativa. Tendrá razón la mujer del César, que no quiere parecer honrada, sino simplemente legal. Pero el caso es que la sospecha de tanta corruptela y el listón de moral tan alto al que ahora se obliga, la deja en evidencia.

La cosa pública no debe parecer la cosa Púnica, aunque lo parezca en más de una ocasión. Se nota en ello la rápida respuesta que se esgrime ante cualquier mínimo conflicto por una minucia monetaria de las que van y vienen de allá para acá: es una campaña contra CiU. Ya se sabe que es la respuesta propia de una persona que con su independencia enriquece la calidad y el prestigio de la carrera judicial: si me pillan en algo feo – nada de delito – es campaña contra el partido al que sí o no pertenezco.

Dice UPyD que debe dimitir, y el presidente Lesmes le recomienda que le devuelva el cargo. A Divar, que en paz esté consigo mismo, lo trituraron por minucias que apenas sí tenían responsabilidad legal. El listón tan alto… La señora Pigem, que es de quién hablamos, se expresaba, como recoge el vídeo, con claridad sobre estos asuntos, porque como ella afirmaba en entonces, a la política no se viene a enriquecerse. Lo cierto es que después de los paseos de Granados por los platós llamando sirvengüenza a Bárcenas, nada sorprende. Y lo de Pigem tampoco. Y menos después de lo de los Pujol.

Lesmes pide que Pigem dimita

Por otra parte, el presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) Carlos Lesmes, ha solicitado a la vocal designada por CiU Mercé Pigem que renuncie al cargo tras recibir sus explicaciones por la información que señala que Pigem y su hermana fueron sorprendidas el pasado día 15 en la frontera de Andorra con dinero en efectivo que en su caso llegaba casi a los 10.000 euros -a partir de esta cifra se debe declarar- mientras que en el de su familiar superaba dicho límite en 360 euros.

Por su parte, Pigem se ha comprometido a estudiar esta petición y tomar una decisión a la mayor brevedad posible, según ha informado el órgano de gobierno de los jueces en un comunicado.

La propia Pigem ha confirmado a Europa Press la veracidad de esta información, publicada por el Periódico de Cataluña, si bien ha insistido en que a ella no se le ha levantado ninguna acta administrativa porque la cantidad que llevaba encima no superaba dicho límite. En el caso de su hermana, a la que sí se levantó acta, se superaban en 360 euros el tope de 10.000.

Lesmes añade en el comunicado que tras hablar con la vocal nacionalista, que se ha trasladado ex profeso a Madrid esta mañana, y confirmarle ésta los extremos de las informaciones publicadas, considera que ésta debe abandonar su cargo porque el CGPJ «como máximo órgano de gobierno del los jueces, debe ser expresión de ejemplaridad y generar confianza en los ciudadanos, valores que podrían verse comprometidos por esta situación».

Lesmes destaca, no obstante, que los actos que se atribuyen a la vocal y exdiputada de CiU  en el Congreso del os Diputados «no suponen la comisión de ningún delito ni infracción administrativa».

Fuentes del Consejo han señalado que en el caso de que Pigem no renunciara al cargo para el que fue designada por el Parlamento se podría aplicar un mecanismo que la obligaría a irse si así lo apoyan tres quintos del Pleno de este órgano.

Pigem se ha mostrado muy «sorprendida» por la publicación de esta información puesto que considera que ella no ha cometido ninguna irregularidad, si siquiera una infracción de carácter administrativo. Atribuye la filtración de los hechos a un intento de dañar a CiU, pero en ningún caso la relaciona con un daño que pueda infligirse al órgano de gobierno de los jueces.

Según la información publicada, las hermanas Pigem declararon que su madre vive en Andorra, aspecto que también ha sido confirmado por la vocal a Europa Press, y fue ella la que les hizo entrega del efectivo para las compras de los regalos de Navidad.

Fuentes del órgano de gobierno de los jueces coinciden en que, aunque lo sucedido no supone la comisión por parte de Pigem de ninguna irregularidad administrativa es cierto que hay que tener en cuenta que, dada la actual situación en España, los cargos públicos deben ser especialmente escrupulosos en determinados aspectos que pueden acabar afectando a la imagen de las instituciones.

Category: Noticias, Política