Podemos toca tierra y presenta su programa económico

Podemos toca tierra y presenta su programa económico basado en “propuestas realistas, pragmáticas y que permita salvar las conquistas sociales que se estan perdiendo y alejado de promesas de imposible cumplimiento”. Con este preámbulo, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha presentado el documento “Un programa económico para la Gente“, coordinado por los profesores Vicens Navarro y Juan Torres.

Un documento que parte de un diagnóstico de la situación que precisa de “soluciones políticas y no técnicas” y donde hay que decir claramente que las “politicas aplicadas por los sucesivos gobiernos han agravado la crisis y que el modelo ha fracasado. Es insostenible volver a 2007“.

Partiendo de un problema de desigualdad -el documento sitúa a España “como el segundo país en desigualdad”- los redactores del programa económico aseguran que hay que afrontar como primer lugar el “problema de los ingresos y no tanto el de la deuda”.

Para crear empleo hay que estimular la demanda en el mercado y aumente el consumo. Para ello se propone como una medida, junto a otras, “disminuir la jornada laboral a 35 horas” o en su defecto introducir fórmulas de cogestión en las empresas -como ocurre en Alemania- porque su participación -de los trabajadores- resulta fundamental para redistribuir el trabajo.

Es decir, Podemos se mira en el espejo de los países del norte de Europa que desarrollaron el Estado del bienestar o en los patrones clásicos de la socialdemocracia, algo que el propio Iglesias ha autocalificado cómo el modelo económico de su partido.

En este sentido, el documento avalado por Pablo Iglesias, propone aumentar la retribución de los pensionistas y abrir la edad de jubilación a la decisión del propio trabajador, al tiempo de garantizar una renta básica para las personas sin ingresos y aumentar el salario mínimo, pero con controles y fijar los topes del salario máximo. Otra medida es garantizar que tanto trabajadores y pequeñas empresas tengan acceso a los créditos. Y por eso hacen una apuesta por “la banca pública o cooperativas de crédito”.

Del mismo modo, el programa económico propone la consecución de “un pacto de rentas, porque la desigualdad creciente provoca la no estimulación de la economía” y por lo tanto que no crezca y no se cree empleo.

Podemos aspira no sólo a reactivar la economía utilizando al sector público como garante, pero no en exclusiva y también propone cambiar el sistema financiero. “Pero no vale todo, hay que fortalecer las políticas de igualdad y no hay que tener miedo a poner moratorias a grandes inversiones que, por otra parte, son foco de las grandes bolsas de corrupción” asegura Juan Torres, refiriéndose a la cantidad de recursos destinados a obras públicas faraónicas.

Pacto fiscal en su programa económico

Podemos afirma que “hay dinero y riqueza en este país”, pero hay que realizar un cambio, abordando una reforma fiscal para que los ingresos del Estado aumenten sin necesidad de aumentar la carga impositiva a empresas y consumidores. Para eso, en opinión de los redactores del documento, es fundamental combatir el fraude fiscal, porque las grandes bolsas de fraude están en las grandes empresas y en el capital.

Sobre los ‘miedos’ expresados por diferentes empresarios ante la llegada de Podemos al poder, Pablo Iglesias asegura “que los países prósperos son más adecuados para hacer inversiones que los pobres y en España, el escenario de pobreza y falta de crecimiento, los empresarios tienen menos oportunidades de hacer negocios”.

El documento “propone diálogo, participación y confianza, tanto de empresas como de personas. Un pacto orientado a que la economía sea más eficaz al tiempo que reparta cargas y beneficios con un minimo de equidad”, y a ello, asegura Iglesias, se dedicaran a partir del documento base.

Este documento base será debatido por la organización. Fiel a su modelo de democracia participativa. representa “un punto de partida y no un punto de destino”, una hoja de ruta.