Al menos 44 personas han sido detenidas en Ferguson. Continuan los disturbios raciales en Estados Unidos cuando se cumplen dos días de  la decisión del gran jurado de no presentar cargos contra el agente que disparó contra el joven afroamericano Michael Brown, el pasado agosto, causándole la muerte. Noche complicada para la policia del condado en Misuri. Cócteles molotov y armas de fuego incautadas. Y como agravante, Ku klux clan que reclama la supremacia blanca.

Armas de fuego y cócteles molotov

Los agentes se han incautado de al menos dos armas de fuego así como de un cóctel molotov y han sido recibidos a pedradas por algunos de los manifestantes. Uno de los puntos donde más tensión se ha vivido ha sido junto al ayuntamiento de Ferguson, donde las fuerzas de seguridad se han visto obligadas a emplear gases lacrimógenos para reprimir las protestas y cuyas ventanas han resultado dañadas.

Sin embargo, no se han repetido los continuos disparos ni los saqueos que se produjeron la noche del lunes, tras anunciar el gran jurado de no imputar a Darren Wilson por la muerte de Michael Brown. “En términos generales, ha sido una noche mucho mejor”, ha afirmado  John Belmar, el jefe de policía que ayer había dicho que los disturbios habían sido “peores” que los registrados en agosto tras la muerte de Brown.

Ferguson

En rueda de prensa, el jefe de la Policía del condado,  Belmar, ha señalado que se ha procedido a detener a 44 personas, cuatro de las cuales han sido arrestadas por cometer delitos, una por tenencia de armas y otras tres por agresión a agentes.

Sin embargo, no se han repetido los continuos disparos ni los saqueos que se produjeron la noche del lunes, tras anunciar el gran jurado de no imputar a Darren Wilson por la muerte de Michael Brown.

SANGRE

El jefe de la Policía ha incidido en que tanto los agentes como los efectivos de la Guardia Nacional desplegados para reforzar la seguridad han dado muestras de contención pese a que han sido atacados con todo tipo de proyectiles, incluidas botellas llenas de orina.

El Ku Klux Klan mete el dedo en la llaga

El ku klux klan vuelve a dar que hablar. Esta organización xenófoba y racista llevaba años sin protagonizar los titulares de ningún medio.
El KKK es un grupo supremacista blanco con miles de miembros. Durante un siglo, que se distinguían por sus capuchas blancas, batas y máscaras, y libremente vagaban por el país. Los miembros del grupo incluyen alguaciles, jueces y funcionarios electos. El movimiento KKK ha aterrorizado a los afroamericanos, con amenazas, incendios, atentados, violencia y asesinatos.

El grupo está avivando el fuego racial que se está extendiendo por todos los Estados Unidos, han recaudado dinero para Wilson y se ha comprometido a llegar a la zona de Ferguson para proteger “negocios blancos” con armas de fuego. También ha amenazado con usar la “fuerza letal” contra los manifestantes en el suburbio de St. Louis. El grupo de odio ha saludado a Wilson como un héroe para el rodaje de Brown y dice: “Necesitamos más policías blancos.”

Una guerra racial que parecía apagada, o al menos excluida y que está mostrando su verdadera cara.

KU K