Vuelven Mortadelo y Filemón

EP / IRISPRESS

“Un baño de sencillez generalizada nos vendría muy bien”, ha manifestado el cineasta Javier Fesser, quien este viernes estrena en las salas de España Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo, la nueva entrega cinematográfica de los emblemáticos personajes de Francisco Ibáñez.

   En esta aventura, los famosos agentes vuelven a llevar a cabo una operación con la que sembrarán el caos allá donde lleguen. Junto a ellos no faltan los habituales: el Súper, la señorita Ofelia y el profesor Bacterio, el científico que en esta ocasión idea una sustancia llamada “rebersicina” con el que consigue “volver del revés” la personalidad de quien lo recibe, según ha explicado Fesser durante una entrevista concedida a Europa Press.

Uno de los resultados que consigue con este medicamento es conseguir que alguien se vuelva “sencillo”. A su juicio, si se utilizara en la vida real, sería el “uso infalible” contra toda la “complejidad” y lo que lleva a las personas a decir que las cosas son así. “La pregunta es: ¿La vida es complicada o la complicamos nosotros? Con la rebersicina un baño de sencillez generalizada nos vendría muy bien”, ha dicho.

En su opinión, aunque el objetivo de los personajes de esta película es “la desgracia del prójimo”, hay mucho que aprender de ellos. “Dentro de esa crueldad y de ese nivel de chapuza hay una especie de honestidad y sinceridad que ya quisieran muchos de los que hoy pueblan los periódicos”, ha dicho.

Según indica Fesser, la “genialidad” de estas historias reside en que “todo lo que les ha ocurrido a Mortadelo y Filemón ha respondido a la actualidad y hoy ocurre lo mismo”. “Es universal y atemporal, aunque las referencias sean claras, no pasa de moda. Hay guiños a la actualidad descarados, pero a la vez estéticamente es como el tebeo de siempre y está lleno de clásicos”, ha dicho.

“RECUPERAR LA FE EN EL 3D”

Fesser dirigió en 2003 La gran aventura de Mortadelo y Filemón y en 2008 fue Miguel Bardem quien dirigió Mortadelo y Filemón. Misión: salvar la Tierra. Ahora, por primera vez, la tercera de las películas de esta historieta cómica llega a los cines en versión estereoscópica 3D.

El cineasta ha confesado que esta cinta le ha hecho “recuperar la fe” en esta técnica puesto que en ella no tiene un “fin narrativo” ni pretende hacer de la historia un “espectáculo”, sino que el 3D simplemente supone una inmersión en el mundo de Mortadelo y Filemón, de manera que el espectador puede “entrar”, “tocar” y hasta “golpear” a los protagonistas.

En este sentido, el director ha señalado que en una película de animación “el mayor reto es el movimiento” y, aunque parece que en el tebeo “están parados” y que se puede “ganar la batalla”, hay una “descripción del movimiento de tal calibre que es hasta magistral como Ibáñez mueve a sus personajes” y como hace que “ese mundo dinámico esté en ebullición en cada una de sus viñetas”.

El principal fin de este proyecto ha sido acercarse a la experiencia del tebeo, esa que sentía cuando era “pequeño” y que provocaba una “lectura compulsiva” en la que no podía “esperar a terminar un gag para ver cómo se resolvía el siguiente”, o la “ansiedad por ver que hay un segundo plano de detalles muy rico”, ha resaltado.

Fesser, quien en 2009 fue galardonado el Premio Goya a la mejor dirección y mejor guion por la película Camino, participó el año pasado en el proyecto cinematográfico Al final todos mueren y, según ha indicado a este medio, está trabajando desde hace tiempo en un proyecto “apasionante”, una coproducción con China que aún está en fase de nacimiento y que, según avanza, será un “dramón”.