José Sócrates ingresa en prisión por fraude fiscal

EP / IRISPRESS

El ex primer ministro de Portugal José Sócrates ha ingresado a última hora de este lunes en prisión preventiva. Está acusado de de corrupción, blanqueo de capitales y fraude fiscal. La decisión se ha tomado tras haber sido interrogado durante tres días, según ha informado el diario portugués ‘Público’.

El abogado de Sócrates, Joao Araújo, ya ha anunciado que va a recurrir esta decisión que ha su juicio es “injusta e injustificada”, salvo que su patrocinado diga lo contrario.

Junto al ex presidente  ha sido imputado Joao Perna, presunto responsable del traslado de dinero entre Portugal y París, sobre el que  pesan cargos por fraude fiscal cualificado, blanqueo de capitales y posesión de un arma ilegal. También él ha ingresado en prisión preventiva.

Por otra parte, se ha prohibido salir del país al abogado Gonçalo Ferreira Trindade, quien tiene prohibido contactar con el resto de los acusados. Asimismo, el antiguo administrador del Grupo Lena, Carlos Silva Santos, quien estaba bajo custodia, ha sido acusado de los mismos crímenes.

Sócrates cae en una operación contra el blanqueo de capitales

El exprimer ministro fue detenido el viernes en el Aeropuerto de Lisboa en el marco de la Operación Marqués, abierta por la Policía Judicial a raíz de una información bancaria proporcionada por la Caixa Geral de Depósitos.

Sócrates, de 57 años, fue primer ministro de Portugal entre 2005 y 2011. Fue el primer socialista que gobernó con mayoría absoluta en la historia de la república portuguesa, pero se vio obligado a abandonar el cargo tras el rechazo parlamentario a los presupuestos de la austeridad. Durante su mandato, el Gobierno solicitó el rescate internacional.

Después de más de seis años de gobierno, Sócrates se trasladó a París, donde retomó sus estudios lejos de la vida política portuguesa. En marzo de 2013, regresó a los escenarios con una entrevista a RTP y en abril de ese mismo año se convirtió en comentarista de la emisora pública.

En esta entrevista, Sócrates rechazó las acusaciones de mantener una vida de lujo en París. “Sólo tengo una cuenta bancaria de más de 25 años. Jamás he tenido dinero en el extranjero. La primera cosa que hice cuando me fui el Gobierno fue pedir un préstamo a mi banco”, explicó entonces.

El nombre de Sócrates ya había aparecido en otros procesos judiciales como el del centro comercial Freeport de Lisboa y el de las escuchas del proceso ‘Face Oculta’, pero hasta ahora no había sido incriminado de gravedad.