Focas macho violan pingüinos

Dice la sabiduría popular que  “Cuando no hay lomo, de todo como” o que “En tiempo de guerra, todo agujero es trinchera”, y es lo que deben pensar las focas violadoras de pingüinos que han descubierto los investigadores de la Universidad de Pretoria en una isla de la costa sudafricana. Sí, han leído bien, se trata de focas forzando a tener sexo a pingüinos.

LOS PRIMEROS ATAQUES DATAN DE 2006

 El primer ataque conocido de ésta índole data de 2006 según las investigaciones, y existen cuatro documentados. En todos ellos las focas persiguieron implacablemente a los pingüinos hasta atraparlos y dejarlos sin opción. Una vez atrapados los pingüinos fueron montados por las focas salvajemente. Todo un guión porno, que en tres de estas cuatro ocasiones documentadas acabó con final más o menos feliz, si no tenemos en cuenta que quizá el pingüino no estaba por la labor. No fue así para el último pingüino ultrajado, que fue, además, devorado por la foca que había abusado de él.

SE DESCONOCEN LAS CAUSAS DE ESTE COMPORTAMIENTO

Realmente los investigadores no encuentran la causa de tal comportamiento para las focas. Sospechan que se puede tratar de ejemplares muy jóvenes que aún no distinguen a las hembras, pero de momento no es más que una conjetura.