Una semana cargada de besos

BESOBesos que han marcado una semana… de todo color y de todo sabor…dulces, de despedida, de cárcel…

Y es que hay besos que pueden cambiar decisiones,

Como el que Brittany Maynard dio a su marido en el Cañon del Colorado Britaniy  que estuvo a punto de cambiar su decision de morir asistidamente y evitar una una agonía inevitable. Brittany nos obsequió con su último beso en Facebook . brittany

Duro, valiente pronosticaba un futuro de soledad consensuada, la de su marido. Y también, reivindicaba el derecho a morir.

 

 

Besos con mensaje, como los que a duras penas se dieron en India:beso kerala1 Los rebeldes besos en Kerala,  que esclavizan, que llevan a la cárcel.beso kerala

Porque aunque parezca mentira en India está prohibido besarse en público

 

 

 

Para el reencuentro

Hemos visto ansiados besos de reencuentro como el de Nina a Bently o el de Bently a Nina en forma de lametón algo así como uno alargado… nina-y-bently-4-   como el que se le da a un helado. nina-y-bently-3

Unos lametones que simbolizan la separación forzosa y la responsabilidad de las autoridades.

 

Hubo recuerdos de besos como el de Javier Limón a su mascota y que solo puede ejecutar en su memoria, donde siempre permanecerá…

Javier Limon Excalibur

Su último mimo, su última caricia… un beso sin final feliz. Aunque Javier y Teresa lo hayan podido mitigar en parte con el suyo,  el de la ansiada foto  del reencuetro tras el fin del aislamiento. Pero seguro que ellos guardan en el cajón de su intimidad la foto del reencuentro verdadero en la fría habitación del hospital

javier y teresa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Besos de hiel

Pero ha habido otros. Otros que recuerdan al beso de Judas… cargados de cuentas corrientes,  con precio incluido. Es el de Granados a su otrora amigo Marjaliza. granados y aguirre

Amigos de pupitre y ahora enemigos de celda. Inseparables, como Granados y Aguirre, juntos y al compás, como los Pimpinela y ahora dos perfectos desconocidos como los Rose tras su divorcio.

Y besos que suenan a declaración de guerra, de guerra fraticida, como los que se han intercambiado Pedro Jota y Garcia Abadillo, garcia-abadilloahora con un MUNDO que se interpone entre ellos. Ósculos letrados y literarios que amenazan verter multitud de lágrimas en forma de ríos de tinta o acabar en la cárcel del papel.

 

Y besos que suenan a bises…lo que no se repetirán por un tiempo en los conciertos de Pantoja. Besos y bises que han sido anulados por decisión judicial.

abrazo

 

 

 

 

 

 

Besos que son más que besos.