Monago: la verdad descubierta tras sus falsedades

Ante una misma conducta, Luisa Fernanda Rudi hace dimitir al presidente del PP de Teruel y diputado, Carlos Muñoz, mientras Mariano Rajoy da todo su apoyo a José Antonio Monago

Viernes por la mañana: “Los viajes privados los he pagado yo, y lo puedo acreditar documentalmente

Esos viajes fueron por encargo del Grupo Parlamentario del PP en el Senado

Esto contó el Presidente de Extremadura en una comparecencia ante la prensa visiblemente afectado, muy enfadado, y sin escatimar amenazas

No acepto ningún chantaje y llevo tres años soportándolo, .. voy a limpiar Extremadura de corrupción, caiga quien caiga

Vamos a llevara a la fiscalía todo las investigaciones que tenemos abiertas, caiga quien caiga, rojos azules o verdes

Voy a dar un titular”, añadió para finalizar su intervención : “Hay personas en Extremadura que tienen mucho miedo que el PP gane las próximas elecciones y que este presidente, el más valorado por los extremeños, continúe 4 años mas, por que han tenido sus privilegios, sus negocios y sus trueques con la Junta de Extremadura. No tengo nada que perder, estoy haciendo lo que tengo que hacer, poner luz y taquígrafos”.

 

No voy a dejar que ganen los malos

 

El viernes por la tarde: la coartada de Monago fue negada por sus compañeros canarios. Los senadores canarios del Partido Popular no recuerdan encuentros o reuniones con Monago en las islas. Así informaba El Mundo

La argumentación fue negada también por Asier Antona, presidente del PP en las islas y candidato a la presidencia autonómica canaria.

El sábado a primera hora de la mañana conocimos la noticia de que la presidenta del PP en Aragón, Luisa Fernanda Rudi, obligaba a la dimisión del diputado por Teruel y presidente del PP en esa provincia, Carlos Muñoz, por las mismas razones que afectan a Monago. Para entonces, su ‘pareja’ de Tenerife, Olga María Henao, ya había confirmado a distintos medios que fue a visitarla cada quince días durante un año y medio.

Unas horas después, con el apoyo de Mariano Rajoy y de María Dolores de Cospedal, y la ovación de los populares de Extremadura, Monago cambia su discurso, ya que no podía mantener que eran viajes de trabajo, y no tenía manera de acreditar que fueron pagados de su bolsillo, y pidió disculpas: «disculpas por mis errores, que seguro que han sido muchos», y “voy a devolver hasta el último céntimo” «Soy una persona «honrada y trabajadora», y «amo profundamente a mis paisanos”

Aplausos, cierre de filas y a otra cosa: Rajoy anuncia nuevas medidas anticorrupción: las que ya había anunciado a principios de este año. Las mismas.

En todo caso, Monago no dimite, al menos por el momento, y zanja la cuestión con un rotundo: «Dimitir sería una dejación de responsabilidades, no se me ha pasado por la cabeza». El mismo argumento que ya hemos escuchado a esperanza Aguirre, madrina política de Francisco Granados, en la cárcel por la Operación Púnica.

 

¿Qué pasa con sus palabras desafiantes y sus amenazas?

 

Por una parte, la advertencia de que enviará a la fiscalía unos supuestos casos de corrupción. Lo sorprendente es que sí tiene indicios de asuntos turbios, no los haya enviado ya; no es función del gobierno ni del presidente de una autonomía realizar investigaciones

Consultadas por Irispress, fuentes socialistas de Extremadura aseguran desconocer a qué se refiere Monago; y afriman que el asunto de los viajes era conocido por todos, pero que el grupo socialista nunca obtuvo confirmación por el Senado de esos viajes.

Es quizá por esto que se interprete que Monago está lanzando amenazas a su propio partido, y que el origen de la información sea interno. La actitud del presidente de la Junta como adalid de la lucha contra la corrupción y su papel de “verso suelto” molestaba a alguno de sus compañeros. ¿Es por eso que se refiere a los azules?

 

Los viajes de Monago ya le han traído otros disgustos

 

En 2010, la prensa se hizo eco de un viaje de Monago en un crucero por las islas griegas, la antigua Yugoslavia e Italia, mientras faltaba a dos plenos del Senado. Acompañado por la misma señora. En aquel momento, Monago no quiso hacer declaraciones, aunque sí lo hizo el portavoz del PP en Extremadura, Hernández Carrón, que aseguró desconocer su paradero, pero señaló que éste había comunicado previamente al grupo popular la ausencia ya que consideraba que las sesiones plenarias trataban asuntos de poco interés.

Cuando Monago realizaba viajes privados a cargo de los impuestos de los ciudadanos para sus relaciones sentimentales, recibía hasta 4 retribuciones, por sueldo y dietas, ya que acumulaba cargos como concejal en Badajoz, diputado en la Asamblea de Extremadura, Senador y como Presidente del PP en la región.

 

32 viajes a Canarias

 

La información del diario Público le atribuye a Monago 32 viajes a Canarias en un año y medio, desde 3 de mayo de 2009 hasta el 4 de noviembre de 2010. Los viajes en bussines se realizaron cuando era senador por designación de la Asamblea de Extremadura, y fueron pagados por el Senado con un coste de unos 10.000 euros.

La información ha sido completada por otros medios que han llegado a contactar con la persona que se considera el motivo de estos viajes, su novia en aquel momento. La Cadena Ser ha hablado con Olga María Henao Cárdenas, una empresaria de origen colombiano de 36 años, que residía en Santa Cruz de Tenerife en aquel momento, y que ha confirmado que Monago iba a visitarla, aunque desconoce quien pagaba dichos viajes.

El político popular estaba casado, y sigue casado oficialmente con Ana María Cordón, con la que tiene dos hijos, aunque en su comparecencia aseguró que están divorciados. Sin embargo, sobre su matrimonio y divorcio hay una enorme confusión. Por una parte, en declaraciones sobre su situación familiar en 2010, se presentaba como divorciado, coincidiendo con las noticias de una relación extramatrimonial. En 2011, en su toma de posesión como presidente, estaban con él su mujer e hijos, y hace 2 meses, el 7 de septiembre, su esposa estaba presente en el discurso del día de Extremadura, dónde fue expresamente citada por Monago.

 

Las Cortes Generales no controlan los gastos de los parlamentarios

 

A todos los parlamentarios se les entregan en su toma de posesión tarjetas de Iberia, RENFE, autopistas, etc. Se les asigna una cantidad por kilometraje -0’25 céntimos por kilómetro- y una cantidad para taxis – una tarjeta de RadioTáxi por 250 euros mensuales- así como las dietas que perciben por desplazamiento en territorio nacional y fuera de nuestras fronteras en viajes institucionales. Todos los viajes y gastos de transporte están a cargo de los presupuestos públicos. Las cámaras se desentienden de los motivos de los viajes, y se presume el buen uso de los medios asignados por parte de los senadores y diputados.

El Senado y el Congreso de los Diputados tienen un convenio firmado con Iberia, por el cual los senadores tiene asientos en bussines. Algunos parlamentarios renuncian a esos asientos y viajan en turista, ya que en algún momento han tenido incidentes por este motivo; en todo caso, la compañía les garantiza los asientos en business.

Este tipo de información permanece oculto a la opinión pública. Ni se entrega a la prensa, ni a otros parlamentarios ni a los grupos políticos. Un ejemplo mas de que la Ley de Transparencia aprobada por este gobierno es completamente inútil.

Los parlamentarios pueden pedir directamente los billetes para sus viajes a través de la tarjeta, esos viajes quedan registrados e Iberia entrega la relación para su facturación a cada una de las cámaras. Las Mesas pueden decidir, de forma inmediata y si quieren, entregar esa relación de viajes.

 

¿Los presupuestos de las cámaras deben cubrir la actividad de los partidos políticos?

 

Es un debate que permanece soterrado, sin embargo la lógica indicaría que los gastos por la actividad de un senador o de un diputado debe ser cubiertos por el Estado siempre que asistan a una actividad derivada de su representación. Esto es así para que los diputados y senadores no asuman un gasto añadido por la representación en su circunscripción.

Pero es habitual que se use este privilegio para cubrir otros gastos, que son estrictamente una actividad interna del partido político. Y es en este caso cuando el partido debería sufragar dichos gastos. Es una cuestión de rigor presupuestario. Los presupuestos de las cámaras no están establecidos para cubrir las actividades internas de los partidos políticos. Pongamos algunos ejemplos: Cuando un partido político realiza una convención, unas primarias o acto electoral en cualquier lugar de la geografía española, los diputados y senadores de ese partido viajan gratis pero no como diputados o senadores, sino que lo hacen solamente como afiliados de ese partido.

Incluso, como en el caso de Monago, viajan gratuitamente para su actividad privada. Al no tener que justificar y ni siquiera informar del motivo del viaje. Podemos añadir un elemento más, los puntos que las compañías conceden por los viajes son de uso particular para el senador, el diputado y para sus familias. En otros países estos puntos son acumulados por la institución correspondiente para disminuir los costes totales.

Monago no ha dicho la verdad, según se desprende de su rectificación, ya que ha cambiado su versión de forma absoluta. Rajoy protege este engaño y lo premia con un estruendoso aplauso en una convención política, mientras Rudi expulsa de la política a Carlos Muñoz que ha hecho lo mismo que Monago pero que no ha mentido. Dos formas de responder a la corrupción en el mismo partido; así que sí se puede hacer más, respondiendo a De Cospedal cuando afirmó lo contrario la semana pasada. Que le pregunte a la presidenta de Aragón del PP cómo se debe actuar.