Nick Wallenda pasea por la cuerda floja con los ojos vendados

EP / IRISPRESS El temerario Nick Wallenda rompió dos récords mundiales de equilibrismo, sin arnés ni equipo de seguridad que lo proteja de la caída, caminando por una cuerda inclinada entre dos rascacielos de la ciudad de Chicago y por hacer un tramo vendado, la pasada noche del domingo al lunes.

El Chicago todo estaba preparado para ver actuar a este hombre, al que caminar por una cuerda le viene de familia. Es biznieto del famoso Karl Wallenda, que murió en Puerto Rico al intentar un truco, y miembro de la séptima generación de ‘Flying Wallendas’, una empresa familiar de circo.

Las cámaras de Discovery Max estaban preparadas para captar desde todos los ángulos y perspectivas la proeza de Wallenda: Cruzar de un rascacielos a otro a través de una cuerda tensada, a 200 metros de altura, enfrentándose a los vientos que suele azotar Chicago y, por si fuera poco, efectuando un tramo con los ojos vendados.

Sólo para añadir un desafío más a su proeza, Wallenda completó el primer tramo con una pendiente de 19 grados en un tiempo de 6 minutos y 50 segundos.

El primer tramo consistía en un cable que se extendía entre el edificio ‘Marina Tower West’  y el ‘Leo Burnett’, atravesando el río de Chicago que abarca dos bloques. El segundo tramo consistía en cruzar entre las dos torres del ‘Marina City Towers’, vendado por completo. Éste último lo logró ¡en poco más de un minuto’.

Aunque impresionante, ésta no es la primera vez que Wallenda nos sorprende con un número de equilibrismo. En junio de 2013, se atrevió a caminar por la cuerda floja a 1.500 metros sorbre el Gran Cañón del Colorado, por primera vez en la historia.