“No ha lugar”, Isabel Pantoja irá a la cárcel

“No ha lugar”. Así se ha manifestado la Sección Segunda de la Audiencia de Málaga en relación a la petición de los abogados de Isabel Pantoja de solicitar el beneficio de supender su ingreso en prisión. En un auto emitido hoy por el juzgado han desestimado esta petición lo que supone que la cantante tendrá que cumplir la pena de dos años de cárcel impuesta por haber cometido un delito de blanqueo de capitales en una causa separada de la ‘operación Malaya’.

En este mismo sentido, el  “no ha lugar” también se ha manifestado la Fiscalía Antocorrupción de Málaga, quien entiende que Isabel Pantoja aprovechó su relación sentimental con el que fuera alcalde de Marbella, Julián Muñoz también condenado en ese juicio, “favoreciendo la ocultación y opacidad de sus actos”.

La Fiscalía subraya que realizó distintos actos de blanqueo “respondiendo a un propósito bien definido y firme con desprecio absoluto, como mínimo, a sus vecinos de Marbella, al cooperar y beneficiarse de las arcas públicas del Ayuntamiento saqueadas, entre otros, por su pareja”. Asimismo, añade, “ni en el juicio ni después da la más mínima muestra de reconocimiento de error o arrepentimiento”.

Desestimado el recurso de Isabel Pantoja

La defensa de la condenada presentaron el pasado jueves un escrito justificando la suspensión de su entrada en prisión porque ya ha realizado  una transferencia de 100.000 euros como parte de la multa de 1,1 millones de euros que le fue impuesta en esta causa, solicitando un fraccionamiento del resto por pagar.

Sus letrados alegaron que Pantoja,  cumple los requisitos que se exigen en el Código Penal para que se le pueda conceder el beneficio de la suspensión de la pena, además de argumentar que en su día se presentó un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional, pidiendo ahí también la suspensión.

El no ingreso en prisión de los sentenciados a una pena inferior de dos años de cárcel cuando es su primera condena no es un derecho de los condenados si no una decisión privativa de un juzgado.