1120 plantas de marihuana intervenidas en Barcelona

EP / IRISPRESS La Policía Nacional ha desmantelado dos plantaciones de marihuana con unas 1120 plantas en una casa aislada de Rubí y en un trastero de Pineda de Mar (Barcelona), según ha informado este lunes en un comunicado.

La plantación de la localidad de Rubí se destinaba a abastecer a clubes cannábicos de la comarca del Maresme en Cataluña y han detenido como sus responsables a cinco personas, que presuntamente tomaban la electricidad y el agua de forma fraudulenta de las acometidas generales.

Por otro lado, la Policía Nacional ha detenido a dos personas por presuntamente cultivar marihuana en un trastero de 15 metros cuadrados en la localidad de Pineda de Mar, que controlaban a través de Internet mediante dos cámaras y para el que obtenían electricidad fraudulentamente.

Segunda intervención de marihuana en menos de un mes

La Guardia Civil intervino una plantación de marihuana con 12.000 plantas que funcionaba en tres naves industriales de Ripollet.

Al parecer, la droga estaba a cargo de una organización que distribuía marihuana a distintos países de Europa.

Disponían de herramientas para el cultivo intensivo de marihuana

Según ha informado la Guardia Civil, las naves disponían de una gran cantidad de aparatos de aire acondicionado, ventiladores y focos de 600 vatios utilizados para acelerar el crecimiento de las plantas y favorecer el incremento de la producción.

Durante el registro, los agentes constataron que el contador de la electricidad estaba manipulado y se calcula que la banda había defraudado 60.000 euros en fluido eléctrico.

Como consecuencia de la operación ‘Oscaphone’, desarrollada en las provincias deHuesca y Barcelona, la Guardia Civil ha detenido a diez personas, siete de ellas vecinas de la localidad catalana de Sabadell y el resto de Terrassa, Badia del Vallès y Barcelona.

Los detenidos están en libertad con cargos por los presuntos delitos de tráfico, elaboración y cultivo de drogas y de defraudación de fluido eléctrico.