El milagro de San Patrick

Fue recogido en este lamentable estado en una bolsa de basura junto a unos contenedores en New Yersey. Pero el pequeño aún respiraba.

Patrick

Era el día después de San Patricio, y por ello la veterinaria que lo llevó a su clínica lo bautizó con este nombre… por ello o porque se llama Patricia.

Patrick

No pensaban que sobreviviría ni 24 horas. De todos modos, el equipo de la clínica se prodigó en cuidados para el pobre Patrick. Según Los Angeles Times, su dueña lo había abandonado atado a una barandilla. Alli permaneció una semana hasta que se cayó intentando zafarse -o fue empujado por su cruel propietaria- quedando moribundo.

Patrick, ahora un perro feliz

Patrick

Patrick no podía comer, pero reaccionó bien al suero que le inyectaron y su temperatura comenzó a subir. Ahora es un perro feliz que vive junto con su familia y se ha convertido en todo un símbolo de las asociaciones protectoras de animales norteamericanas, cuenta con su propia página en Facebook. Su historia es el argumento de numerosas campañas que solicitan penas más duras para quienes maltratan a los animales.

En un año, Patrick ya sufrido un cambio radical, pero todavía siente miedo a los extraños.

Patrick

Es la secuela junto a algunas cicatrices que le ha quedado tras esa terrible esperiencia. La persona que le abandonó está acusada de maltrato animal.