El lince ‘Kenitra’ murió de un disparo en la cabeza

Europa Press/Irispress Los resultados provisionales de la necropsia que se le ha realizado en el Centro Agrario ‘el Chaparrillo’ a ‘Kenitra‘, el lince que fue soltado en el sureste de la provincia en el mes de julio y murió en una finca cinegética de Ciudad Real, confirman que falleció de un disparo en la cabeza.

Así lo han confirmado fuentes de la Consejería de Agricultura  a Europa Press, quienes han precisado que estos resultados son provisionales y que se han enviado muestras a otros centro de Madrid, al Centro de Análisis y Diagnóstico de la Fauna Silvestre en Málaga y al Laboratorio Agroalimentario y Ambiental (LARAGA) en Toledo para completar la investigación.

Dichas fuentes también han explicado que siguen investigando la muerte del otro ejemplar que apareció muerto el pasado mes de septiembre en el término municipal de Villamanrique (Ciudad Real), aunque la necropsia realizada en ‘El Chaparrillo‘ descarta el envenenamiento.

Desde el departamento que dirige María Luisa Soriano han indicado que el cuerpo de este lince, bautizado como ‘Kala‘, presentaba un avanzado estado de descomposición lo que está dificultando la investigación.

Por ello, al igual que en el caso del lince ‘Kenitra’, la Consejería de Agricultura ha remitido restos de este ejemplar de lince iibérico a otros centros de investigación a fin de determinar las causas de su fallecimiento.

EL LINCE ‘KENITRA’

La muerte de ‘Kenitra‘ se produjo el pasado en una finca ubicada entre los términos municipales de Torre de Juan Abad y Almuradiel durante una presunta batida de zorros, según denunciaron desde Ecologistas en Acción.

La Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha confirmó su presentación como acusación particular, y abrió una investigación, dentro de sus competencias, para esclarecer la muerte de este ejemplar de lince ibérico, uno de los linces liberados el pasado 3 de julio dentro del Proyecto Iberlince.

Por su parte, la Asociación de Propietarios Rurales (Aproca) y la Federación de Caza de Castilla-La Mancha alegaron que la muerte de ‘Kenitra‘ se produjo por un “involuntario accidente de caza“, al confundirlo con un zorro, “siendo ésta una actuación puntual y aislada, en ningún caso justificable“.

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Jesús Labrador, confirmó que el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) está investigando la muerte del lince ‘Kenitra‘.