Los estudiantes de Iguala “están con vida”

Dentro del caos informativo que existe desde la desaparición de los 43 estudiantes de Iguala el pasado mes de septiembre, un rayo de luz asoma entre tanto nubarrón.

La esperanza contenida aparece para Cristóforo García Rodríguez, coordinador de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero. Para él, los estudiantes desparecidos en Iguala “están con vida”. Los indicios y pistas que obran en su poder auguran que hay muchas probabilidades de que el 70% de los muchachos estén vivos. En declaraciones al periódico mexicano La Jornada este mismo jueves, la UPOEG asegura que están a punto de dar con ellos.

Testigos aseguran haber visto a los estudiantes escondidos en una cueva

La madrugada del jueves varios policías ciudadanos de la UPOEG y un centenar de federales han emprendido la búsqueda en una zona donde un testigo ha asegurado ver a los estudiantes. Al parecer el testimonio ha visto a los 43 desaparecidos escondidos en una cueva cercana a los municipios de Cocula y Edurado Neri y se ha encargado personalmente de guiarlos por la zona para encontrar el escondite. Pero las dificultades para encontrar el sitio se han ido sumando a lo largo del camino.

Para llegar a la supuesta cueva, el contingente ha tenido que recorrer a pie zonas intransitables y han acabado desplazándose en lancha hasta la posible zona montañosa donde se encontraría la cueva. Finalmente el escondite no se ha encontrado y tras 10 horas de búsqueda han finalizado las tareas de rastro, no han podido dar con la cueva ni pudieron ubicar el sitio a pesar de contar con una fotografía de la zona.

Según la UPOEG, el problema ha sido que no han hallado la cueva ya que han buscado en un cerro distinto y sospechan que en realidad el gobierno sabe donde están los estudiantes pero les obstaculiza el paso a lugares donde podrían buscar.

El miedo es el principal problema para no encontrarlos

Desde la Unión de Pueblos y organizaciones del Estado de Guerrero, siguen creyendo que el principal problema para no dar con los 43 estudiantes es el miedo que existe por parte de los ciudadanos a las autoridades y a las posibles represalias. El terror, nunca mejor dicho en este día, existe sobre todo por parte de los supervivientes de la represión en Iguala ya que temen por sus vidas como ya hemos relatado en Irispress.

Aun así la lucha sigue en pie y este mismo jueves, Maestros de la Coordinación Estatal de Trabajadores de la Educación han atacado la residencia oficial Casa Guerrero e incendiaron el lugar. El motivo: perforar la puerta de la residencia simulando los disparos que recibieron los autobuses en los que viajaban estudiantes.

Univisión ha publicado un video emocionante, en el que se muestra el trabajo de los estudiantes antes de su desaparición