Magalluf: ahora no quieren turismo de borrachera

Foto @magalufexposed

Duro golpe para la economía local de Magalluf. Kuoni, uno de los cuatro grandes operadores en los países nórdicos ha tachado a Magalluf de su lista de hoteles para el año que viene. Pero no es el único, otro mayorista italiano también ha puesto la marcha atrás en sus planes inciales de ofertar a esta localidad mallorquina en sus porfolios. La alarma se ha encendido entre el gremio de los hoteleros de la zona.

Son dos datos que apuntalan un año de pérdida de clientes. La cifra de familias británicas que acuden a esta parte de Mallorca ha descendido a lo largo de la temporada. Además, septiembre aporta  un récord negativo: un 14% menos de ventas y una ocupación solo del 53%. Es decir, Magalluf se convierte en un destino maldito para familias. Son los resultados de una imagen de turismo de borrachera que se ha proyectado a lo largo del verano. Parece que ahora se han dado cuenta de la mala imagen proyectada.

En octubre callaron en la comisión de seguimiento de Magalluf

Los hoteleros de la zona solicitan ahora ayuda de las instituciones autonómicas mallorquinas para cambiar la tendencia que muestran los tour operadores, pero se mantuvieron calladas durante la reunión de  la comisión de seguimiento de la temporada turística en la localidad de Magalluf, donde no se aprobó ninguna medida en concreto para evitar este tipo de turismo.

Presidida por el alcalde de la localidad y con la presencia de hoteleros y representantes de propietarios de locales nocturnos, la comisión decidió incrementar los esfuerzos en la erradicación de prácticas como el pub crowling y las boat party’s y la prevención de situaciones de balconing.