Cadena perpetua por el asesinato de su hijo gay

Redacción Irispress / Fotos facebook

Cadena perpetua y sin posibilidad de apelar. Es la pena impuesta a Perla Fernández y a Isauro Aguirre por el asesinato del hijo de la primera de 8 años. Su crimen, que su madre y su novio pensaban que era gay. La sentencia ha sido dictada por la Corte de Los Ángeles y la cadena perpetua es resultado del pacto con la fiscalía para declararse culpables de asesinato en primer grado y tortura. De este modo se han librado de la pena capital.

gabrielLa pareja sometió a Gabriel a numerosas torturas, como azotarle con la hebilla de un cinturón o un bate de béisbol, comer heces de gato o sus propios vómitos o mantenerlo encerrado horas en un armario con un calcetín en la boca para acallar sus gritos de socorro. El pequeño Gabriel murió a causa de las torturas el 24 de septiembre de 2013.

Una llamada al teléfono de emergencias realizada por la propia madre dos días antes conmocionó a la ciudad de Los Ángeles. Los paramédicos se encontraron con un pequeño desnudo, con dificultades para respirar, con el cráneo fracturado por un golpe, varias costillas rotas, la piel cubierta de moretones y quemaduras y restos de perdigones en el pulmón y en la ingle. El niño moría en el hospital. El asesinato se había consumado.

Denuncias que podrían haber evitado el asesinato

Su asesinato destapó que las denuncias presentadas -hasta tres- por los profesores del niño de que podría estar sufriendo maltrato por parte de sus padres no fueron atendidas por las autoridades locales.

gabriel con su abuela

Desde que dejó de vivir con unos parientes (en la foto se le ve con su abuela) y volvió al domicilio de su madre en varias ocasiones se presentó en el colegio con signos evidentes de haber sido golpeado. Incluso manifestó al terapeuta del centro que tenía ganas de suicidarse.

Pero algo falló en el sistema, porque ninguno de los trabajadores sociales encargados del caso actuó. Incluso obrando en su poder un informe que señalaba que la madre del pequeño era drogodependiente y había pertenecido a pandillas urbanas.

vvelas por GabrielNada más ser detenidos la madre y su ex novio como presuntos autores del asesinato se creó un grupo en Facebook, Justicia para Gabriel, que hoy publica: “Se ha hecho justicia. Los dos se sentaban en el corredor de la muerte pero han apelado conmutándolo por cadena perpetua sin posibilidad de que salgan a la calle. No habrá un sitio seguro para ellos“.

Gabriel fue asesinado porque jugaba con muñecas.