El Camino de Teresa y Javier (II)

El tiempo de hacer reproches del que Javier Limón hablaba en su primera rueda de prensa puede estar mucho más cerca de lo que parece. Porque a partir de ahora la vida de Teresa Romero y Javier Limón empieza otra vez, porque las consecuencias del trance que acaban de atravesar no se van a hacer esperar.

Profesionales Justicia como Elpidio Silva o José Lozano, tienen claro que las declaraciones del consejero de sanidad de la Comunidad de Madrid seguramente injurian a Teresa Romero. La pareja ya anunció la decisión de tomar medidas legales desde su aislamiento por medio de su portavoz, y aquí hay caso, además de camino.

Un camino para dar salida al embrollo emocional

Pero además de todo el embrollo jurídico en el que la pareja podría meterse ahora, existe un camino mucho más complejo que van a tener que recorrer, las secuelas psicológicas que Teresa y su marido sufrirán en este nuevo tramo de su camino. Al hecho de haber estado cerca de la muerte se unen otros factores que sin duda afectarán al camino de la recuperación de Teresa.  Perder a su mascota, saber qué datos de caracter personal se han filtrado a la prensa, toda la expectación mediática que ha generado su caso…Es, sin duda, un torrente emocional de dimensiones suficientes para confundir a cualquiera.

Mirar cara a cara a la vida de nuevo no va a ser una tarea fácil y Teresa y Javier tendrán que aprender a gestionar toda la carga psíquica que conllevará la propia recuperación y un proceso judicial que va a mantenerlos en la picota durante algún tiempo.

Teresa Romero se presentó como voluntaria para formar parte del equipo que cuidó y trató a los misioneros infectados, seguramente no sabía de qué manera este acto de suma profesionalidad y valentía le iba a cambiar la vida.

 

   

1 comentario