Elpidio Silva “El caso de Teresa Romero tendría que estar ya en sede judicial”

Elpidio Silva denuncia que “un juez tendría que haber investigado de oficio” todo el asunto del contagio de Teresa Romero por el virus del ébola. En su opinión, existe una clara vulneración del artículo 306 del Código Penal, que hace referencia a delitos contra la salud laboral, y para investigar estos presuntos delitos no es necesario que exista una denuncia previa.

En una entrevista a Irispress, el magistrado duda de la fiabiIidad de las diligencias abiertas por la Fiscalía en torno al ‘caso Teresa’ Romero, dado el carácter jerárquico dependiente del Gobierno con el que el Ministerio Público desarrolla su trabajo.

Respecto a los otros posibles derechos vulnerados a la auxiliar infectada relativos al honor y a la intimidad, Silva subraya que habrá que esperar a lo que decida la propia Teresa o su familia de acudir a la Justicia en su defensa.

Estado de la Justicia lamentable

Asimismo, Silva entiende que la Justicia en nuestro país esta viviendo un “momento sin precedentes” y “escandaloso“, y asegura “sentir compasión por mis compañeros los jueces, al menos los que sean decentes“. El juez no solo piensa que tenemos un sistema judicial “malo, ineficaz y lento” si no que además “es caro“. Por ello, augura que la única solución posible es realizar “una purga“.

A pesar de ese desasosiego por la situación presente del sistema judicial, Silva asegura que no tiene ninguna intención de abandonar y que va a trabajar para esa purga y ese cambio se produzca en nuestro país.

Dimisión de Ruiz-Gallardón

Los cambios que son precisos, a su juicio, no vendrán de la mano del Gobierno ni del ministro de Justicia, a quien considera continuista. En este sentido, afirma no creerse que la salida de Ruiz Gallardón obedezca a la reforma de la Ley del Aborto y que pudiera tener otras cosas de fondo.

Así recuerda que el ex ministro de Justicia fue implicado indirectamente en el caso Noos y también en el de Bankia por las actuaciones de la Fiscalía y por las acusaciones vertidas por el presidente de Manos Limpias Miguel Bernat, algo, que merecería ser “investigado“.

Por último, Silva se muestra tranquilo sobre el recurso presentado a la sentencia que le inhablita por 17 años en el ejercicio de su profesión de juez. “La sentencia es papel higiénico” afirma tajante y seguro que el Supremo declarará la nulidad del proceso abierto contra él.