La policía de Canadá sigue la pista del atentado yihadista

El presunto terrorista de Otawa se había convertido al Islam, pero eso no lo convierte en un ‘lobo solitario’, ni siquiera en un yihadista. Aún así es la principal línea de investigación que sigue la policia de Canadá.  Michael Zehaf-Bibeau, fue abatido a tiros en el Parlamento de Otawa tras haber disparado a un militar en una plaza cercana.

Michaek Zehaf-Bibeau, ciudadano canadiense de 32 años, arrastraba consigo una cantidad ingente de delitos menores, principalmente por drogas y robos. Su pasaporte había sido confiscado tras catalogarle como pasajero de “alto riesgo” por si pudiera pertenecer a alguna organización yihadista. Según los medios locales, personas cercanas  le catalogaban como un “enfermo mental”. Permaneció en la cárcel en varias ocasiones por posesión de drogas. Tras declararse culpable por amenazas en 2011 fue sometido a una evaluación psiquiátrica.

Alarma en Canadá

La policia también busca una conexión entre este suceso y el atentado de Quebec ocurrido la pasada semana, cuando un joven radical islamista atropelló a otros dos soldados, que posteriormente murió tiroteado por la Policía.

A principio de mes, NBC News, informó que el gobierno canadiense sospechaba de cientos de personas que podrían estar planeando unirse a la agrupación Estado Islámico (ISIS) y que el país, integrante de la coalición internacional que lucha contra el yihadismo, fuera escenario de atentados.

Category: Noticias