La anorexia y la bulimia, un problema en internet

“Nadie dijo que fuera fácil llegar a ser una princesa” con esta premisa como estandarte, páginas web que se han colado en las redes sociales más importantes, anuncian cosas como: “Consejos para  vomitar sin que tus padres se enteren”. Una apología que agrava enfermedades como la anorexia y la bulimia e incita a iniciar un proceso patológico que sufren más de 28.000 jóvenes en España. Estas redes han sido denunciadas por una madre, cuya hija visitó una de estas páginas  y que ha puesto en pie change.org que pretenden alcanzar las 200.000 firmas, de las que ya han conseguido 182.727 firmas hasta el momento con la finalidad de que se eliminen este tipo de páginas y sean castigadas con el peso de la ley. La recogida de firmas se anuncias con el título: “Prohíban las páginas Pro anorexia y Pro bulimia”.

Este tipo de páginas denominadas PRO-ANA (anorexia) y PRO-MÍA (bulimia) ofrecen todo tipo de consejos que animan al desarrollo y complicación de esta enfermedad. Asociaciones como la ACAB (Asociación Contra la Anorexia y la Bulimia) aseguran que estas redes “aumentan el riesgo” y se deben” perseguir, penalizar e ilegalizar”.

La ley castigará estas páginas

Hasta el momento están emprendiendo acciones desde un marco legal como la denuncia de los proveedores como Google, una tarea complicada porque como asegura Marta Volta, la directora de esta asociación, los servidores están alojados en “lugares muy lejanos” y hay un “vacío legal” que permite las páginas que no especifiquen que están dirigidas a menores. Así como las páginas que se basen en experiencias personales meramente informativas, a pesar de que estos sitios pueden ser “visitados por menores y agrave o inicie una enfermedad tan grave como la anorexia o la bulimia”.

Un proyecto de ley impulsado por ACAB e IMA ha sido aprobado en el Congreso por todos los grupos políticos, que han aceptado que se debe modificar la ley y castigar este tipo de acciones con la finalidad de erradicar este tipo de páginas nocivas.

En Francia y Alemania ya ha sido aprobada está ley y la lucha contra este tipo de redes está adquiriendo un plano amparado por la ley, aunque según asegura Volta “Es muy complicado perseguir a la persona que realiza la página, hay que ir a por los proveedores”.

 

Cualquier persona que quiera denunciar este tipo de actuaciones tiene a disposición una dirección de correo:

Consulta@acab.org